miércoles, 15 de diciembre de 2010

Dislexia, ayudante de BOFH

Pues resulta que los jefes por fin se han dado cuenta de que estoy haciendo yo solito el trabajo que antes hacían tres personas, así que han decidido contratar un becario "en prácticas" para echarme una mano, pero con una función particular. Este no es un "Urkel" o un "Brain > Null" como ya me pusieron anteriormente... este es un pobre chaval que no sabe nada de informática más allá de utilizar el "mesenyer" o el "emule" (eso sí, con ID Baja, que abrir los puertos ya es tema de profesionales). La función del chaval será únicamente contestar al teléfono y rellenar unos partes de incidencias con el problema que le digan, para posteriormente pasármelo a mi para que yo lo solucione. La idea no está mal, al menos podré trabajar tranquilamente sin preocuparme de estar contestando el teléfono... ¿o no?

El chico llegó este lunes, y se presentó como Dislexia. Tendrá unos 24-25 años, y la verdad es que su cara es de alguien que no sabe muy bien lo que sucede a su alrededor (de empanado, vamos). Creo que le da a los petas, aunque esto es una suposición. Al menos el chico es bastante majete hablando, y siempre tiene una sonrisa en la cara. Veremos lo que le dura esa sonrisa en V...

El lunes anduve explicándole cómo funcionaba el departamento de IT en la empresa, y lo que tenía que hacer. A priori, lo pilló a la primera. Como dije antes no es nada difícil: contestar al teléfono, escuchar al luser, rellenar un parte con lo que le piden y pasármelo.

Hay un hombre en una planta asturiana llamado José Iglesias, al que todo el mundo llama "Iglesias". Es el director general de esa planta. El tío, muy pueblerino, es de los que saluda siempre diciendo cosas como "¡Hombre ManOwaR!", como si fuera tu colega de toda la vida que hace mucho tiempo que no te ve.... La primera llamada que coge Dislexia... y en toda la frente.

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu ! - le hago un gesto para que ponga el manos libres.

- Sistemas, le atiende Dislexia, ¿en qué puedo ayudarle? - la frasecita se le da bien.
- ¡Hombre Dislexia! ¿Qué tal va hombre?, soy Iglesias.- noto como el chaval relaja el gesto, ha cogido confianza.
- ¡Hombre Julio!, ¿Qué tal?


Descojone general en el departamento, incluyendo nuestro amigo "Julio" Iglesias. Al menos se lo ha tomado con humor. Y el chico que no sabe de qué nos reímos todos... en fin, un fallo lo tiene cualquiera. Solo Chuck sabe en lo que estaría pensando...

El caso es que el chaval me cae bien, me llama "jefe", y se titula a sí mismo como mi "ayudante". Eso me sube el ego (aunque ya sabéis todos que eso no me hace falta, yo no tengo abuela :P). Va transcurriendo la mañana, y el chico empieza a funcionar. No lo hace mal, la verdad, y para mí es un alivio poder trabajar tranquilo en otras cosas sin tener que coger el teléfono cada dos por tres. Eso es así, hasta que empiezan a llegarme los primeros partes de incidencias....


Luser: Balls McPenis (Almacén)
Problema: No le funciona.
Urgencia: Crítica.

Chachi. No le funciona. Pues nada...

- Oye Dislexia, esta incidencia que me has pasado del tío del almacén...
- ¿Sí?- me mira atento.
- ¿Qué es lo que no le funciona?- iba a soltarle una de las mías, pero decido ir despacito con el chaval, ya que puede resultarme muy útil si logra funcionar adecuadamente.
- El ordenador.- sonríe y asiente.
- Ahm....repito, ¿y qué es lo que no le funciona?
- Pues eso, me ha dicho que no le funciona el ordenador.
- Anda, llámale y dile que sea un poquito más específico, porfa.
- ¡Voy!

Resulta que "No me funciona el ordenador" significaba "he bloqueado mi usuario de dominio". Bueno, no pasa nada, el chaval tampoco tiene culpa, se limitó a apuntar lo que le dijeron. La culpa es del luser, como casi siempre. Le digo que siempre intente sacarle la máxima información posible al luser para detallar al máximo las incidencias que me pase...

Al pasar el día, y durante la mañana del martes, el chico funcionó más o menos bien. Tiene unos problemas bastante notables de dislexia (como su propio nombre indica) a la hora de rellenar las incidencias, pero es aceptable. Así pues, en la tarde del martes, Pokémon decidió que podía liberarme un poco más de trabajo realizando tareas sencillas, sobretodo desbloqueo de usuarios de dominio, SAP, etc... así que le creamos sendos usuarios administradores, sus accesos directos, etc.. y le enseñamos cómo hacerlo. El chaval estaba super contento porque estaba aprendiendo informática. Y todos tan felices. Felices hasta hoy por la mañana...

Llego a la oficina y Dislexia ya estaba ahí, hablando por teléfono. Me saluda con la mano. Hago lo propio, me siento en mi sitio, y empiezo con mis tareas matutinas. Cuando cuelga, me da los buenos días, y me dice literalmente "Te voy a pasar una incidencia super rara". Yo ya tengo los huevos pelados de "incidencias raras", pero bueno. La susodicha incidencia:

Luser: Mariachi (Logística)
Problema: Usuario requiere ampliación de espacio en el servidor.
Urgencia: Normal.

Después de leerla, le miro. Él sonríe asintiendo...

- ¡A que es raro! ¡Cómo vamos a ampliar el espacio en el servidor! ¡Ni que pudieras meterle todos los discos duros que quisieras!- ains, qué paciencia hay que tener.
- No hombre. En el servidor de datos tenemos limitado el espacio que cada luser puede utilizar. Está pidiendo que le amplíe ese espacio. No es algo raro.
- Aaaahhh.....

Bueno, no es informático, no le echo la culpa. Pero creo que su carrera en V va a ser un poco cuesta arriba, la verdad. El caso es que diréis.. ¿por qué pones esta incidencia? No tiene nada de especial. La pongo por lo que vino justo después...

- Si quieres te enseño a dar más cuota de disco a los lusers.
- ¡Vale!
- Bueno es muy sencillo, solo tienes que conectarte al servidor de datos por VNC. Mira, tienes un acceso directo aquí en el escritorio. Le das doble click y pones la contraseña.
- ¿Cuál es la contraseña?
- 12345.
- Ok, lo capto. ¿Y ahora?
- Abres Mi PC, botón derecho sobre la unidad E, seleccionas propiedades y luego la pestaña "Quota".
- No veo propiedades.
- Está en inglés, es properties.
- Ah vale, especifica, joé.
- ¬¬
- Bueno, ¿ahora?
- Hay un botón en la parte de abajo que pone "Quota entries".
- Sí.
- Dale.
- Ah vale.
- En la ventanita que se abre, ordenas por la columna "Logon Name" y buscas al luser en cuestión.
- ¿Cómo lo ordeno?
- Haciendo click sobre el nombre de la columna.
- Ah. Podrías ser más específico.- esta actitud no me gusta...ya estoy siendo bastante paciente para lo que suelo ser...
- Lo intento. En fin, buscas al luser, botón derecho sobre su nombre y "Properties".
- Jo, qué de cosas.
- No es para tanto. En la ventanita que se abre ves las cuotas de disco que tiene. Ahí cambias los valores y puedes ampliar la cuota. Aceptar y listo.
- Vale.
- ¿Serías capaz de hacer todo esto tú solo?
- No creo.
- Pues toma apuntes.
- ¡Ains! Lo que hay que hacer...
- ¬¬

El teléfono salvador nos saca de esta situación incómoda...

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- Sistemas, le atiende Dislexia, ¿en qué puedo ayudarle?
- Hola Dislexia, ¿eres nuevo?
- Sí. ¿Con quién hablo?
- Soy María Aguilera, encantada.
- ¡Hola Cristina! ¡Igualmente!


Just LOL. Creo que voy a pasar unos cuantos días divertidos con este chaval xDDD

Entradas relacionadas:

Brain > Null
Mi PFY personal.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Historias cortas BOFH: El monitor con sensores

Resulta que por necesidades del departamento de financiero, he tenido que montar un servidor para que puedan conectarse por remoto y utilizar una aplicación instalada en este. Solo cuatro usuarios tenían que entrar, así que les creé cuentas en local con los permisos correspondientes para acceder a la aplicación, y a correr. Me costó un día entero explicarle a estos cuatro lusers cómo conectarse con la consola de Windows (MSTSC)... ya ves tú... y eso que les creé un acceso directo en el escritorio para que entrara directamente por mstsc al servidor y solo tuvieran que poner su usuario y contraseña...

Bueno, pues el caso no es lo que me costó que los lusers de financiero entendieran cómo acceder. El caso es que en financiero, tengo un "luser avanzado" que descubrió que en el servidor no está capado el acceso al "Feisbuk" y todo eso, y en vez de utilizar el servidor para currar con la aplicación que instalé para ellos, se dedicaba a chatear y ver las fotos de sus "HAMIGOS" del Feisbuk. Y claro, como no podía ser de otra manera, yo me di cuenta (desde mi sitio veo su pantalla con solo girar un poco la cabeza), así que decidí gastarle una bromita y de paso darle una pequeña lección...

Como muchos de vosotros sabréis, cuando estás conectado con MSTSC, desde el administrador de tareas puedes ver los usuarios conectados al servidor, y puedes incluso mandar mensajes a otros usuarios conectados. Se me ocurrió mandarle un mensaje tan simple como este:






Y lo que vio el luser fue el siguiente mensaje:


Nada más enviarle el mensaje al luser aficionado al Feisbuk, le observo... se queda totalmente bloqueado, como si tuviera un BSoD (Blue Screen of Death) en la mirada. Gira la cabeza, para leer el mensaje desde otro ángulo. Se acerca a la pantalla y se queda quieto. Se rasca el mentón. Mira disimuladamente hacia los lados para ver si alguien le mira, y cuando está confiazo, sopla hacia el monitor suavemente. Pulsa sobre el botoncito de OK, y respira tranquilo. Acto seguido, le vuelvo a mandar el mismo mensaje, y el luser avanzado repite el proceso, pero soplando con más fuerza. Vuelvo a mandarle el mismo mensajito... y esta vez el luser decide llamar a Sistemas... a gritos, claro.

- ¡ManOwaaaaaaR!
- ¡Queeeee!
- ¡Esto es una mierda!
- ¿Por qué?
- Porque me ha salido un mensaje diciendo que sople al monitor, ¡¡PERO COMO NARICES VA A DARSE CUENTA DE SI SOPLO O NO SI EL MONITOR NO TIENE SENSORES!!

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!

Entradas relacionadas:

Historias cortas BOFH: El Canuto

jueves, 9 de diciembre de 2010

Los escáners flatulentos

Como os introduje anteriormente en la Odisea del Bocinas, en V tenían la intención de retomar un proyecto para implementar unos escáners lectores de código de barras en las líneas de producción, para que según se fueran fabricando las piezas, se hiciera la declaración de producción directamente en el sistema. Después de la "salida" del Bocinas de la empresa, alguien tenía que retomar las riendas del proyecto...y a Epi se le ocurrió que como los escáners tienen cables y botones, quién mejor que el departamento de IT para hacerlo...

Bien, pues aclarado el asunto del escáner, me reuní con los señores que lo instalaron, me explicaron cómo funcionaba, y dejé los dos escáners funcionando estupendamente. Un escáner en la línea automática, que según pasan las piezas en la cinta corredera por debajo del escáner, éste las lee y las declara en el sistema. Fino y seguro. El otro escáner me hicieron instalarlo en un puesto "móvil" que se puede enchufar en cualquier sitio que tenga toma de corriente y de red, y que más o menos hace la misma función. La idea es que allá donde haga falta, se puede instalar fácilmente este escáner. ¿Problema? Dejando de lado que tenemos dos escáners para cuatro líneas de producción, el mayor de los problemas es que el escaner móvil no es automático, sino que los lusers tienen que "interactuar" con él (usease, pasar la pieza por debajo).

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu ! - Cachis, a ver si le cambio la dichosa melodía al teléfono antes de fin de año...

- La mazmorra del androide, si llama por el nuevo número de Radioactivo Man, todavía no nos ha llegado.
- M...¿ManOwaR?
- El mismo.
- Ah, qué susto. Oye, soy Mister Potato, es que tenemos un problema con el escáner móvil.
- Vale.
- ¿Lo arreglas?
- Si claro, en cuanto me especifiques el problema.
- ¡Ah claro! Qué tonto...
- Bueno, dime.- manda narices que les tenga que sacar la información con sacacorchos.
- Pues que muchas veces al pasar las piezas por debajo del escaner, éste las lee dos veces.
- Ajam.
- ¿Lo arreglas?
- Ains... mejor voy a ver cómo están pasando las piezas, a ver qué pasa...
- Vale, gracias.
Clac.

Para la fábrica que me voy. Cuando llego veo a los luperarios (luser + operario) pasando piezas como locos por debajo del lector. Y cada vez que pasan una, el escáner pita dos veces. Me acerco más a observar, y me doy cuenta de que hacen un recorrido de ida y vuelta, no parando debajo del escáner, sino pasándose de largo y volviendo de nuevo atrás, con lo cual es lógico que se lea dos veces el mismo código de barras. Sin decir nada me voy para mi sitio y reconfiguro de manera remota el escáner para ponerle un tiempo de inactividad tras escaneo de 2 segundos. Así, aunque hagan dos pasadas, muy lentas tendrán que hacerlo para escanear dos veces la misma etiqueta. Es más fácil esto que intentar explicarle a los luperarios cómo deben pasar las etiquetas por debajo del lector. Llamo a Mister Potato para decirle que ya está solucionado...

- ¿Digame?
- Hola, soy ManOwaR. Ya tienes arreglado el problema con el escáner móvil.
- Ah vale gracias. Oye, ya que te tengo aquí...- sabía que tenía que haberle mandado un email.- tenemos otro problema con el escáner este.
- Cuéntaselo al oráculo...
- Que es una mierda.
- Eso ya lo sé yo. ¿Pero algún problema que pueda solucionar yo?
- Bueno sí. Que queremos que no se puedan escanear productos repetidos.
- ¿Y que te prepare un cubatita también?
- Jeje, no eso ya me lo hago yo.
- ¿lol? ¿Y cuándo invitas?
- Emm... bueno eso, ¿lo arreglas?
- Esto no es un arreglo. Es una implementación de una nueva funcionalidad. Y aparte de requerir su tiempo, también requiere un soborno a base de Chivas de 12 años.
- No, si es Cardhu.... pero yo no tengo de eso.
- Segurísimo que no. Está prohibido beber en horas de trabajo. Bueno, haz la solicitud pertinente y ya veré si se puede hacer o no.
- Vale, gracias.
- A tí majete.
Clac.

Así que el Mister Potato guarda una botellita de Cardhu en su despacho... interesante. Bueno, me pongo a currar en la solicitud, y al rato consigo que no te deje escanear el mismo código (aclaro que cada pieza lleva su propio código, aunque sean productos iguales), y esta vez, en lugar de llamar a Mister Potato por teléfono o enviarle un email, decido ir a verle en persona...

Al salir del edificio de oficinas y entrar en la fábrica, veo que hay un camión del que están descargando varios palets con cestas de Navidad. No creo que me den una, dado que soy externo, pero ya veré a ver si puedo apañármelas para que me regalen una...total, ya están ahí los mafiosos de CCOO metiendo presión al transportista. Seguro que estos se llevan más de una... cabrones. Llego al despacho de Mister Potato. Llamo a la puerta, pero nadie contesta. Intento entrar, pero está cerrado. Miro a ambos lados mientras hurgo en mi bolsillo de utensilios ninja buscando la llave maestra. Abro la puerta y me escabullo dentro. Cierro el pestillo y echo un vistazo. Rápidamente localizo dos lugares candidatos para esconder botellitas de Whisky. Salgo y cierro, ya volveré a por ellas...

A la vuelta, vuelvo a ver  a los de CCOO.

- ¡Eeeehhhh!- les saludo con el brazo.- ¡Para mi no hay o qué!
- ¡Síiiii, luego te llevo una!
- ¡Vale gracias!- me encantan las conversaciones de pastores. Coño, mira qué bien, igual me resulta más fácil de lo que pensaba el agenciarme una cesta de navidad.

Cuando llego a mi sitio, me encuentro a Payoponi esperándome con una caja enorme.

- ¿Esto qué es?
- Ni idea, pone que es para tí.
- Po vale.- firmo y abro la cajita. Manda huevos, tres escáners de mano. Iguales que los fijos, pero menos aparatosos, con gatillo y con mango para agarrarlos. Y como siempre, a mi nadie me ha dicho nada de que se haya hecho este pedido. Y como siempre, han dado mi nombre sin avisarme. Y como siempre, han terminado por tocarme las pelotas. Como siempre. Reviso las requisitorias y localizo que ha sido Mister Potato quien hizo los pedidos...

Dejo pasar el día sin liarla, esperando pacientemente a que alguien se digne a avisarme, por teléfono o por correo, de este pedido. Nadie lo hace. Por cierto que en el trascurso del día, además de lo que hice antes, ahora los escáners sueltan diferentes pitidos al escanear etiquetas buenas y/o repetidas, el haz de luz es verde cuando el escaneo es bueno y rojo cuando es malo, y hasta te calientan el café. Que manda huevos oye.

Al finalizar la jornada laboral, todo el mundo se larga. Llamo a Payoponi para decirle que no me cierre, que voy a salir un poco más tarde. Imprimo unas cuantas etiquetas de productos que ya no se fabrican, y me cuelo en los vestuarios. Pego disimuladamente una etiqueta en todos los pantalones de trabajo de toooodos los operarios. Me voy al escaner móvil y al fijo, y coloco los escáners manuales disimuladamente apuntando a la altura del culo, y los configuro para que emitan un sonido flatulento cada vez que escaneen una etiqueta errónea (sí, se puede hacer, van conectados a un PC). Preparado este entramado digno del hijo bastardo de McGuiver y M.A. Barracus, me voy a mi casa.

Al día siguiente, nada más entrar no me paso ni por mi sitio, me voy directamente a la fábrica. Los luperarios están entrando en ese momento. Van a los vestuarios, se cambian, y comienzan su jornada laboral. Los jefes de línea ya están ahí. Me escondo en una cabina de sonido y me pongo a trastear disimuladamente con un cable de red. Al poco tiempo, se escucha el primer sonido flatulento cuando el primer operario pasa al lado del escáner fijo...

- ¡¡Prrrrfffffffttttt!!

Éste, mira hacia atrás a una luperaria que se pone roja de vergüenza. Yo me aguanto la risa. Al poco, otro luperario se acerca al primero y vuelve a sonar la flatulencia. Un jefe de línea se acerca.

- ¿Qué pasa aquí?
- ¡¡Prrrrfffffffttttt!!

Los tres luperarios cercanos empiezan a reirse. A lo lejos, se escucha otro pedete, justo al lado del escáner móvil. Todos miran hacia allá. Más sonidos de pedos siguen a éste, y no paran durante un buen rato. Me acerco, y veo a dos luperarios pasando a propósito por delante del lector para hacer sonar los pedos. Media fábrica está partiéndose de risa, yo incluido. Y a todo esto, que llega el aguafiestas...

- ¡Pero qué cojones hacéis que no estáis trabajando!
- Joder Mister Potato, ¿es que no ves lo que pasa?.- responde un luperario.
- Veo que no estáis currando, ¡todos a trabajar!

Y a trabajar que se ponen, con constantes sonidos de pedos. Me vuelvo a mi sitio y me dejan bastante tranquilo, la verdad. A media mañana me llama Mister Potato.

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- Sistemas...
- ¡ManOwaR! ¿Qué le pasa a los escáners?
- Que escanean códigos de barras.
- No hombre, que se están tirando pedos.
- Habrán comido fabada.
- Si hombre, y qué más.
- Y de postre unas natillas.
- Joder deja de vacilarme que no tengo el día, ¿eh?
- Va, entonces dime qué le pasa a los escáners.
- Ya te lo he dicho, que se tiran pedos.
- Pues tapaos la nariz macho, yo qué sé.
- Joder, que suena por los altavoces sonido de pedos.
- Eso es otra cosa. Se habrán estropeado, ¿no?
- Bueno, échale un vistazo, anda.
- Depende.
- ¿De qué depende?
- De si huelen o no esos pedos. Que soy de nariz delicada.
- Mira, ya tengo los huevos bastante hinchados ¿eh?
- Y yo con los mios levanto polvo al andar. Pero esto es el departamento de informática, si tienes problemas con tus genitales deberías ir a un urólogo.
- Bueno déjate de gilipolleces y arréglalo.
- Vaaaale.
Clac. Aguafiestas. Pues nada, me voy a los escáners y deshago lo hecho el día anterior. Me voy a la máquina de snacks y saco un sandwitch. Acto seguido, me voy al despacho de Mister Potato.

- ¡Hola!- Mister Potato, bastante cabreado, me mira con mala cara. Yo sigo en mi tono jovial.
- Venga, no te pongas así. Que ya he arreglado lo de los pedos. Y para que veas que no te guardo rencor, te he sacado un sandwitch.
- ¡Anda! ¡Gracias! Pues sí que tenía hambre. Si ya sabía yo que eras un buen chaval...
- Claro que sí hombre... ¿te gusta el cangrejo?
- ¡Me encanta!

MUAHAHAHAHAHAHAA.... 


Entradas relacionadas:

BOFH Revenge: La odisea del Bocinas
Vaya "cagada" de síndrome post-vacacional



viernes, 3 de diciembre de 2010

Historias cortas BOFH: El canuto

He tenido dos semanas de locos. Muchísimo trabajo y no he dado a basto. Eso aparte de tener que aguantar lusers incompetentes tratando de entorpecer mi trabajo. Menos mal que finalmente, hoy viernes la cosa ha estado más tranquila. El trabajo "gordo" está terminado, y solo quedan tonterías por hacer, así que he decidido tomármelo "libre" y hacer lo menos posible. Que me lo he ganado, oye, que hoy hago mi 12º día consecutivo trabajando (sí, me tocó pringar el sábado y domingo pasados por un problemón en los servidores de CIM plus).

El caso es que andaba yo haciendo el canelo con unas etiquetas que habían salido mal de una impresora. Les quité el precinto y las enrrollé sobre sí mismas, formando un canutillo.

- ¿Qué haces?- a Pokémon le intriga que esté jugando con unas etiquetas en lugar de con algún aparato electrónico y un destornillador como acostumbro.
- Pues nada, un canutillo.
- ¿Para qué?
- Pues mira, te metes una bolita de papel en la boca, la ablandas con la saliva, la metes en el canuto y al soplar sale disparada.
- Ah coño, ¿tú qué te has pensado? Yo era un experto tirando con el canuto en mis tiempos.
- Ahmmm..- miro a Pokémon con una mirada desafiante. Él por supuesto se da cuenta y acepta el desafío.
- ¡Pásame unas pocas etiquetas de esas, que me voy a hacer yo uno y verás!

Le paso las etiquetas, y en seguida las tiene enrrolladitas y con su canuto preparado. Se prepara un arsenal de bolitas de papel sobre su mesa, listas para ser disparadas sin piedad.

- Bueno, ¿a qué le disparamos?
- ¿A qué? ¿Por qué no a quién?- Pokémon se me queda mirando con cara de sorpresa, como si fuéramos a matar a alguien a canutazos. Yo evidentemente lo he dicho de broma.
- Nah, nah, que luego se mosquean. Venga, vámonos a una sala de reuniones, que hay pizarras, y dibujamos una diana.
- Vale.

Y para la sala de reuniones que vamos. Dibujamos una diana con diferentes puntuaciones, y pactamos que cada uno hará 10 disparos a una distancia de unos 7 metros. Finalmente, pokémon me gana, por poco, pero me gana. Le doy la mano y le felicito. Y después de este ratito divertido y gamberro recordando la época del colegio, volvemos para nuestros sitios.

Me deshago del canuto y me pongo a trabajar. Nos llega una alerta urgente de un problema en un servidor e inmediatamente me pongo a currar para solucionarlo. Y como no, Murphy lo sabe, así que suena mi teléfono.

- Pikachu, píllalo tú anda.
- Vale. - lo coge.- ¿qué pasa?

No llego a oir lo que le dice el otro, pero sí lo que contesta Pokémon después...

- ¡Pues te jodes, no haberla bloqueado!
Clac. Y cuelga.

Inmediatamente, se pone a preparar más bolitas. Yo pensé que había tirado su canuto a la basura como hice yo, pero no... A los dos minutos aparece Rompetechos hecho una fiera por la puerta.

- ¡Ya me estás desbloqueando el usuario que para eso te pagan!
- ¡No me sale de los cojones!.

De pronto, se oye un sonido agudo... "Zzzzup!!" y una bola de papel se incrusta entre las cejas de Rompetechos. Éste se queda paralizado, no se lo esperaba, y antes de darle tiempo a reaccionar, una segunda bola le golpea en la ceja izquierda.

- ¡Me cago en..!- una tercera le da en la barbilla.
- ¡Joder! ¿pero qué haces?- una cuarta bola le impacta en plena nariz. Joder qué puntería tiene el cabronazo, y eso que se estaba moviendo el otro.

Pero lamentablemente, Pokémon no tuvo tiempo suficiente para fabricarse más munición. Rompetechos al darse cuenta, comenzó su marcha a paso firme hacia la posición de Pokémon. Éste, como suele ocurrir, evolucionó. Su pelo y sus cejas comenzaron a ponerse amarillo limón, mientras que sus ojos se tornaron en un color verde turquesa.

- ¡¡Ooonnnn daaaaa viiiii taaaaaalll... YAAAAAA!!

En 0,0002 segundos, el canuto de Super Pokémon impactó de lleno en plena frente de Rompetechos con una fuerza tal que éste cayó de espaldas, con los pies por delante (os aseguro que el canuto hecho con 5 etiquetas de 15x9 cm pesa lo suyo).

Mientras escribo estas líneas, Rompetechos está en el servicio médico con un chichón que no veas. Y Pokémon en el despacho del Yayo. A veces mi trabajo es una puñetera mierda, estresante y capaz de sacar de quicio al más cuerdo, pero momentos como este hacen que merezca la pena aguantar todo. ¡Cómo me lo paso! xDDDDDDDDD

viernes, 26 de noviembre de 2010

BOFH fixes: La solución más fácil es siempre la más eficaz

Pongámonos en situación: en V tenemos una empresa de seguridad subcontratada. Esta empresa la forman varios empleados, que tienen que prestar un servicio de seguridad 24x7x365. Entre estos vigilantes de seguridad, está Payoponi, que ya os he hablado de él varias veces. Pero en esta ocasión, no será él el protagonista de la historia, sino otros dos personajes: Paisano y Yotolosé.

Paisano es un vejete que no suele meterse con nadie, pero que le gusta mucho interpretar un papel Caciquista. Si alguien hace algo, en seguida va a ver por qué y a pedir explicaciones, y si es necesario (que para él casi siempre lo es), avisar a los superiores correspondientes. Tendrá unos 63 años más o menos, va siempre vestido de uniforme pero con la camisa por fuera, con un palillo en la boca y con un gesto en la mandíbula que bien podríamos estar hablando del Benito, el pastor de mi pueblo.

Yotolosé, por su parte, es un hombre más joven. Tendrá unos 40 o 45 años. Bastante delgado de cuerpo, pero con una calva prominente, va siempre con el uniforme que parece recién salido de la tintorería. Este personaje, por lo visto y según me han contado, antes trabajaba como empleado en Alcatel (no sé en qué puesto específicamente, pero no era de segurata), por lo que sus conocimientos tecnológicos no son, o no deberían ser, tan nulos como los del resto de seguratas. Seguro que al menos trabajaba delante de un ordenador, puesto que, como veréis más adelante, sabe hacer algunas cosillas. El caso es que le gusta mucho presumir de sus avanzados conocimientos, y su manera de presumir es demostrándolo...

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- Sistemas, si no me gusta lo que oigo es probable que te cuelgue... de la corbata. ¿Digame?
- Hola ManOwaR, soy Paisano.
- Hola Paisano, soy ManOwaR.
- Oye, a ver si cuando tengas un rato puedes pasarte por la garita, que no sé qué le pasa al ordenador.
- Vale.

Clac. No voy a intentar que especifique qué le pasa al ordenador, sería una pérdida de tiempo. Así que me persono en la garita, que la tengo cerquita, a ver qué pasa con el ordenador...

- Buenas, cuéntame, ¿qué le pasa a este cacharro?
- Que no va.
- Típico. ¿Por qué no va?
- No sé, antes salía la hora en la pantalla y ya no sale.

Miro el monitor. Tiene el logo de Windows pululando de un lado a otro. Vale, probablemente antes tenían de protector de pantalla el típico relojito y lo han cambiado.

- Bueno eso tiene fácil arreglo. ¿Y por eso dices que no va?
- No, tú dale, tú dale y verás.
- Vale.

Muevo el ratón, y me encuentro el escritorio de Windows con decenas de copias de un mismo acceso directo: el del programa de las cámaras. Es un programa que tienen que les permite visualizar lo que están grabando las cámaras de seguridad.

- Bueno, esto también tiene fácil arreglo.- le vuelvo a dejar el protector de pantalla que tenían con el relojito, y le borro todos los iconos que no tenían porqué estar ahí.
- Ale, listo. ¿Algo más?
- No, ya está. Pero oye, deberías saber que el compañero que está por la noche está intentando boicotear el ordenador. Y sabe bastante de informática.
- Esto va a ser doloroso.
- ¿Doloroso por qué? ¿Te duele algo?
- No, a mi no. Al compañero de la noche le va a doler el hígado después de que se lo mastique un rato, como dice mi colega Tito Pelón. ¿Quién está en turno de noche?
- Yotolosé.
- Lo suponía. Vale, dile de mi parte que no me toque los huevos si quiere conservar sus órganos internos intactos, ¿vale?
- Vale, yo se lo digo.
- Venga, talué.
- Talué.

Horas más tarde, viene a verme la directora de Recursos Humanos...

- Hola ManOwaR.
- Wenas.
- Me han dicho los de vigilancia que están teniendo problemas con el ordenador.
- Sí, ya ves "truz". Que habían cambiado el protector de pantalla y habían creado copias de un icono en el escritorio, ya se lo he arreglado.
- Vale, gracias. Aun así me gustaría que monitorizaras ese ordenador los próximos días por si acaso.
- ¿Lo audito?
- Sí por favor.
- Fale. Pero necesito esa autorización por escrito, que yo no quiero responsabilidades.
- Vale, ahora te lo mando.
- Thx.
- Np.

Pues nada, activando auditoría en el ordenadorcito. A partir de ahora cada vez que hagan algo, yo lo sabré. Al cabo de una semana me pongo a analizar logs y eventos, y redacto un bonito informe que envío a la directora de RRHH y a Epi.

Modificaciones físicas:

- Monitor desencuadrado. Han tocado los controles manualmente del monitor y estaba totalmente desencuadrado. Lo he dejado configurado correctamente de nuevo.
- Switch desenchufado. El switch que alimenta la conexión de red tanto del ordenador como del aparato de fichajes de los vigilantes estaba desenchufado. Lo he vuelto a enchufar para que ambos vuelvan a tener red.
- Fondo de escritorio cambiado. He vuelto a ponerle un fondo de escritorio corporativo.

Eventos de seguridad:

XX/XX/2010 15:32: Intento fallido de inicio de sesión con cuenta de Administrador.

Se ha detectado que el adaptador de red se conectaba y desconectaba a determinadas horas. Esto es indicativo de que el switch se conectaba y desconectaba manualmente. Ha sucedido a los siguientes días y horas (el evento del día X de Noviembre es de cuando yo lo he vuelto a conectar):

XX/XX/2010 XX:XX
[...]
XX/XX/2010 XX:XX

También se han detectado varias conexiones por USB de un disco duro externo o pendrive los siguientes días:

XX/XX/2010 XX:XX
[...]
XX/XX/2010 XX:XX

El día X a las 18:59 es cuando se cambió el fondo de escritorio, y la imagen provenía de el disco duro conectado mediante USB. Debido a esto y siguiendo las instrucciones de Pokémon, he procedido a bloquear el uso de sistemas de almacenamiento externos conectados mediante USB en el equipo, siguiendo el siguiente procedimiento:

http://support.microsoft.com/kb/823732

Saludos.

Hecho esto, p'a casita que me voy. Al día siguiente, vienen a verme la dire de RRHH y Epi para decirme que bloquee todo lo que pueda al usuario de vigilancia, para que no puedan tocar nada. Una vez más, les pido autorización por escrito.

Una vez recibida, cambio el tipo de cuenta de vigilancia a "guest", le bloqueo la creación de iconos en el escritorio, quito todos los permisos en los discos duros al usuario, bloqueo el acceso a internet, y modifico los accesos al programa de vigilancia para que se ejecuten como administrador (que si no, no funciona).

Al poco tiempo...

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- Sistemas, te vigilamos mientras vas al baño.
- ¿Como?
- Sí, estamos preparando un robot autómata con cámaras que es inmune al mal olor.
- Estás grillao, ¡¡quilloooo!!
- Lo que sea por mis lusers. ¿Qué pasa Paisano?
- Que el ordenador no funciona otra vez.
- El ordenador funciona, lo que pasa es que os lo he capado para que Yotolosé no toquetee en la medida de lo posible. Así no lo boicotea, como me dijiste.
- Ahhhh... ¿y lo de las cámaras sigue funcionando?
- Síp.
- Vaaaaale, venga gracias.
- A mandar.

Clac. ¿Y pa qué me llama? Ains... santa paciencia. Al día siguiente, vuelvo a comprobar los logs y los eventos. El tipo ha intentado conectar un pendrive / disco duro externo un montón de veces sin éxito. También ha intentado acceder como Administrador otras tantas veces, también sin éxito. Y un montón de cosas más. Lo que sí consiguió fue volver a cambiar el fondo de escritorio... ya me enteraré cómo, que Google es una fuente de información demasiado basta y cualquier cosa te encuentras. El caso es que ya me toca las narices el menda. Vuelvo a redactar otro extenso informe y se lo vuelvo a enviar a Epi y la dire de RRHH. Suena el teléfono...

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- Sistemas de auditoría, mueve un dedo y disparo.
- ¿ManOwaR?
- Síp.
- Soy Paisano, que esto no..
- Pera.- tapo el auricular y me dirijo a Pokémon.
- Pikachu, el pesao de la garita, que dice que el PC no le funciona otra vez. Habla tú con él, anda.
- Pásamelo.- le paso el teléfono.
- ¿Diga?- Pokémon asiente con la cabeza mientras escucha a Paisano. Me acerco para ver si entiendo algo de lo que dice.
- Hmmyap, pero mira, es que el ordenador no funciona porque tiene el síndrome del Abismo.- oigo como Paisano repite "¿el Abismo?".
- Sí, que tiene un huevo grande, ¡y el otro lo mismo!.- vale, esto me pilla totalmente desprevenido, no me esperaba algo así de Pokémon, así que no puedo evitar partirme de risa hasta llorar. Y mi risa se contagia a todo el departamento, incluyendo por supuesto a Pokémon.

Cuando cuelga, le felicito. Al final Pokémon tiene dotes de BOFH y todo... cuando me voy para casa, veo que Yotolosé está en la garita. Le toca turno de tarde esta semana. Le veo completamente afanado con el ordenador, intentando vete-tu-a-saber-qué. Cuando paso la tarjeta por los tornos y éstos pitan, se da la vuelta, y al verme apaga a toda prisa el monitor y se hace el despistado. Yo hago como que no he visto nada y me largo, pero de camino al coche, el malvado 8086 que tengo en el cerebro comienza a maquinar un plan... sencillo, pero eficaz.

El día siguiente pasa sin incidentes al respecto. A última hora, antes de que entre el turno de tarde de los de vigilancia, me conecto al PC y le cambio el fondo de escritorio... por este (miatú qué simple):


Cuando paso por los tornos, veo a Yotolosé haciendo puñetas (literalmente) con la mirada perdida de cara a la ventana de cristal. El monitor del ordenador muestra mi obra.

Simplemente perfecto. Esto demuestra que la solución más sencilla es siempre la más eficaz. Muajajajajajaja!! BOFH WINS!!

.

martes, 23 de noviembre de 2010

El Inventario Físico™, o cómo echarle morro al asunto.

En Noviembre, como todos los años, se hace un inventario físico anual en la planta. Y encima se hace manual, con unas tarjetitas que rellenan a boli, y que luego se las dan a las chicas de contabilidad para que las "contabilicen" metiendo las cantidades en un Excel. Una vez cuadradas todas las cantidades en los Excel de las de contabilidad, se compraran los datos con en stock teórico que hay en SAP, y se saca la diferencia. Facil, ¿verdad? Además, para amenizar el trabajo, se hace en sábado, por no interferir con la producción.

Yo por mi parte me negué a ir. Ya estuve el año pasado y anduve 14 horas perdiendo el tiempo para que me pagaran 40 miserables euros y ni un bocata nos compraron. Así que me quedé en casita. Pero claro, en los días anteriores, que había que prepararlo todo, querían que el informático estuviera dejándoselo todo masticadito.

- A ver Chucky, si es muy fácil, atiende: en la parte de arriba solo tienes que poner si se trata de un palet, un lote incompleto, o si son piezas sueltas, ¿vale?
- Vale, eso lo tengo entendido.
- Bien, pues debajo solo tienes que poner el tipo de material que es, número de cajas si las hay, piezas por caja, y el total de piezas.
- ¿Y cómo sé yo todo eso?
- Porque cada palet tiene su etiqueta donde lo pone, solo tienes que copiar, y comprobar que lo que dice la etiqueta es verdad, mira si el palet está entero. En los incompletos más de lo mismo, y si son piezas sueltas, pues las cuentas.
- Ahm, vale. ¿Y este recuadro de abajo p'a qué es?
- Ahí es donde firmas.
- ¿Tengo que firmar?
- Síp.
- ¿En todas las tarjetas?
- Síp.
- Joder, qué ganas de tocar los huevos.
- Ya te digo. Bueno, ¿te ha quedado claro cómo rellenar las tarjetitas?
- Sí hombre sí.
- Claro, como solo es la 20ª vez que te lo explico, se te ha quedado pronto. Pues ale majete, ahora te toca explicárselo tú a los operarios.
- Marchando.

Ya verás tú la que va a liar. Pero bueno, es el jefe de supervisores, él sabrá. Yo la formación ya se la he dado, y no es tan complicado, coño, que hasta un luser con medio dedo de frente se enteraría cuando se lo has explicado 4 ó 5 veces. Sin exagerar.

Mi cometido en el inventario se limitaba a sacar una foto del stock el viernes a última hora y bloquear el acceso a SAP a todo el mundo para que nadie pudiera modificar nada. Y es lo que hice. Pero como no podía ser de otra manera, el sábado a primera hora, y cuando digo primera hora me refiero a las 7 de la mañana, me suena el móvil.

- ¿Dighamehhfff?
- ManOwaR, soy Pokémon.
- Joder Pikachu, ¿qué hora es?
- Las 7. ¿Te he despertado?
- Evidentemente. ¿Qué pasa?
- Que no puedo entrar en SAP.
- ....
- ¿ManOwaR?

Clac. Apago el móvil. Manda cojones que me despierte el sábado a las 7 de la mañana porque no puede entrar en SAP. NADIE tiene que entrar en SAP durante el inventario. Lo que no sé es por qué no apagué el móvil cuando me fui a la cama, sabía que esto IBA a pasar.

Ya a eso de las 11 me levanto y vuelvo a encender el teléfono. Hala, 4 llamadas perdidas, todas de Pokémon. Le llamo...

- ¿Diga?
- Hola Charmander. Acabo de ver tus llamadas perdidas. ¿Qué pasaba?
- Ah nada, que no podía entrar en SAP. ¿Dónde te habías metido?
- Estaba en las minas de Moria matando trasgos y ayudando a Gandalf el Gris a luchar contra el Balrog (sí, tengo sueños frikis).
- ¿Cómo?
- Nada, que me quedé sin... batería.
- Ah, bueno. Pero ya da igual.
- No si ya lo suponía. Bueno, ¿todo bien entonces?
- Sí, si, ningún problema.
- ¿Entonces puedo apagar el teléfono, no?
- No, no, déjatelo enceidido por si acaso.
- Eso también lo suponía. Hale pues, hasta luego.

Clac. Manda huevos el carro de leña. A eso de las 11 de la noche, vuelve a sonarme el teléfono.

- ¿Diga?
- ManOwaR soy Pokémon.
- ¿Qué pasa?
- Que los datos del inventario no cuadran con los de la foto que sacamos de SAP.
- Claro, por eso se hace el inventario, para cuadrar estos stocks.
- Ya, pero es que según los datos que tenemos, perdemos más de 2 millones de Leuros en stock, y va a ser que no.
- ¿LoL?
- Eso mismo. ¿Qué ha podido pasar?
- Me conecto desde casa y te llamo, voy a echar una ojeada.
- Vale.

Me conecto por VPN y entro en SAP. Compruebo los logs y nadie ha tocado nada. Desbloqueo ya a los lusers y vuelvo a activar los jobs que había pausado. Miro las fotos, y los stocks están perfectamente. Vuelvo a sacar fotos en ese momento, y comparo las fotos que saqué el viernes y las que acababa de sacar: exactamente iguales. La parte informática está toda correcta, pero me huelo que la parte "humanoide" no... Llamo a Pokémon...

- ¿Diga?
- Pikachu, soy yo.
- ¿Quién es yo?
- Tu madre, ¿quién voy a ser? ¿vas a venir a cenar o que? ¡que mira que hora es y se te va a enfriar el cocido!
- Tú no eres mi madre.
- Va, deja de hacer el tonto Charmander, que son las 11 y pico de la noche y estaba a punto de irme de juerga cuando me llamaste.
- Ah coño, eres ManOwaR.
- ¬¬
- Bueno, ¿has visto algo?
- Sí, he visto que informáticamente hablando, todo está bien.
- ¿Entonces?
- Entonces vamos a buscar la raíz del problema desde abajo del todo. Busca a Chucky y comprobad las tarjetas de inventario.
- Vale, ahora te llamo.
- No, no me llames que me voy a...
Clac.

¡Será cabrón! Buah, me da igual, yo me voy de bareta...

A eso de las 3 de la madrugada, vuelve a sonarme el móvil. Y sí, es Pokémon. A este tío le da igual llamarme a las 7 de la mañana o a las 3 de la madrugada.

- ¿Qué pasa?
- ManOwaR, ya sé dónde está el error.
- Ahm, bien por tí.
- Hemos revisado todas las tarjetas de inventario, y resulta que las han rellenado mal. Han puesto la referencia del artículo en la cantidad, y por eso salen todos los datos mal.
- Enhorabuena. ¿Y por qué me llamas para decírmelo?
- Nada, para que lo supieras.
- Ahm, vale. Pues buenas noches.
- Buenas noches, hasta el lunes.
Clac.

Y ahora mi venganza...espero tres cuartos de hora mas o menos, calculando la hora en la que Pokémon ya habrá llegado a su casa y esté acostado o a punto de acostarse, y le llamo al móvil.

- ¿Diga?
- Hola Bulbasaur, soy ManOwaR.
- Ah, ¿qué pasa?
- Nada, solo para que supieras que el Lunes no voy a ir a trabajar.
- ¿Por qué?
- Todavía no lo sé, te llamaba solo para que lo supieras.

Clac.Jojojojojojo!!

.

viernes, 12 de noviembre de 2010

¡No funcionan las pistolas!

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- Sistemas, le lavamos el ordenador por dentro y por fuera por tan solo 15 euros.
- ¿ManOwaR?
- El mismo.
- ¿Lavas ordenadores?
- Sí claro. Te lo dejo niquelado.
- Ahm... oye una cosa.
- Quép.
- Que no funcionan las pistolas de radiofrecuencia, ¿qué les has hecho?
- ¿Por qué todos tenéis la puta manía de pensar que he sido yo el culpable cuando se estropea algo? Que yo estoy aquí para arreglar las cosas, no para joderas, ¿eh?
- No sé.
- Ya, ya sé que no sabes. Qué vas a saber.
- Pues no funcionan las pistolas.
- En fin, voy a ver.

Clac.

Cojo una pistolita de las que tengo de reserva en el armario y me voy para la fábrica. Al llegar, no me coge WiFi. Me vuelvo a mi sitio y me conecto al router. Funciona perfectamente, y la WiFi también. Qué raro... A todo esto aparece Pokémon, que vuelve de echarse un pito.

- Oye Pikachu, ¿te han dicho algo los de la fábrica de que no les funcionan las pistolas de radiofrecuencia?
- Sí, algo he oído.
- ¿Y has mirado algo?
- Sí, y te vas a partir el culo de risa. Vente conmigo.

Vamos de nuevo para la fábrica, específicamente donde está situado el router. El suelo está lleno de paneles aislantes de sonido apilados en palets, y un par de tíos de mantenimiento subidos en escaleras colocándolos en el techo.

- Mira arriba.

Miro, y se me ponen los ojos como platos. El router está asediado por cuatro paneles en forma de cuadrado, dejándolo completamente aislado como en una fortaleza anti ondas inalámbricas. Me coloco justo debajo, y ahí si que coge cobertura la pistola. Manda huevos.

- ¿Quién ha sido el lumbreras que ha tenido la idea de colocar así los paneles aislantes alrededor del router?
- Rompetechos, el jefe de mantenimiento.
- Vamos a verle.

Vamos al despachito de mantenimiento y nos encontramos a Rompetechos absorto con el autocad, mirando un plano de colocación de los paneles aislantes en la planta. En seguida sitúo la posición del router. Parece que la disposición de los paneles se basa en el router como centro, y los paneles horizontalmente situados a su alrededor en infinitas capas por toda la fábrica.

- Vaya tela.
- ¿Qué?-. Rompetechos sale de su trance autocadiano.
- Que vaya tela, digo.
- ¿Por qué?
- ¿Te das cuenta de lo que estás haciendo? O mejor dicho, ¿te das cuenta de lo que has hecho?
- Sí, he rediseñado la disposición física de los paneles aislantes en toda la fábrica tomando el router como centro. Así mejoraremos la cobertura.- sonríe satisfecho.
- No, cenutrio, lo que has hecho es aislar completamente el router de manera que solo se coge cobertura si estás justamente debajo.
- ¿Sí?
- Sí. ¿Cómo se te ocurre rodearlo de paneles aislantes?
- Pensé que mejoraría la cobertura si colocaba los paneles así.
- ¿Para tí la palabra "aislante" qué significa?
- Que aísla.
- Y eso justamente es lo que has hecho con el router, aislarlo. Y no funciona ninguna pistola de radiofrecuencia porque no cogen cobertura WiFi, así que deberías "replantear" la estructura. No pongas ningún panel de esos a menos de 10 metros del router, por favor.
- Ostrás.
- Sí, eso digo yo.Date prisa anda, que tienes a toda la fábrica parada sin poder declarar producción, y a mi perdiendo el tiempo.
- Vale vale.

La leche que le han dado...

miércoles, 3 de noviembre de 2010

BOFH Revenge: La odisea de Bocinas

Andaba yo concentrado jugando al puzzle bubble en el móvil cuando una llamada rompe mi concentración...

- ManOwaR, soy Pokémon. Hay unos tíos en el hall preguntando por tí, que vienen a mirar nosequé de un escáner.
- ¿Hmm? Vale, voy p'abajo.

Bajo las escaleras y me encuentro a dos corbatas con zapatos de esos de 200 euros. Me estrechan la mano y se presentan como de la empresa "X",  que vienen a montar un sistema de escáner de código de barras con señal acústica y teléfono rojo para llamar a Batman en caso de urgencia. Resulta que ese sistema de escaner ya lo teníamos... hay dos escáners pululando por la fábrica, pero nunca han llegado a funcionar porque compraron el hardware pero no les llegaba para el software (típico de V). El caso es que al parecer ahora quieren hacerlo funcionar y van a comprar también el software.

Esta es la explicación que me dan los mendas. Yo desconocía totalmente la existencia de dichos escáners (llevo aquí algo más de un año, y el anterior informático no me dijo absolutamente nada de esto), así que les pregunto que quién les ha dado mi nombre.

- El Bocinas.
- Ya veo. Pues vamos a buscarle porque yo no tengo ni puta idea de lo que tenéis que hacer. Y también me gustaría saber por qué coño os dice que preguntéis por mi y a mi no me dice nada.

Después de 20 minutos recorriéndonos la fábrica en busca del Bocinas y preguntando a todo el mundo, no le encontramos, así que los corbatas deciden que tienen mejores cosas que hacer, y yo también. Me dan una tarjetita con su teléfono para que cuando encuentre al Bocinas les llame, y se van.

Vuelvo para mi sitio y le escribo un correo al Bocinas:

Estimado Bocinas,


Acaban de estar aquí dos personas de la empresa "X", que han venido preguntando por mi para montar nosequé sistema de un escáner. Al desconocer la existencia de dichos escáners, y al haberte estado buscando y no haberte encontrado, se han ido tal y como han venido, dejándome su número de teléfono para que les llames. El número es 123456789. Por favor ponte en contacto con ellos para concretar los detalles de su intervención.
Asímismo te agradecería que para futuras ocasiones me avisaras y me pusieras al corriente antes de dar mi nombre como referencia.


Un saludo,
ManOwaR.
 A media mañana, Pokémon me llama y me enseña un correo del Bocinas, enviado a todo cristo con un mínimo cargo de responsabilidad en V, diciendo que la intervención de los señores de "X" con el escáner no había podido ser realizada porque yo no había sabido hacer mi trabajo.

- Tócate los cojones.- releo el correo porque no me lo termino de creer.
- Eso mismo digo yo, ¿este tío de qué va?
- Pues no sé de qué va, pero si sé cómo va a terminar.
- Bueno espérate, no hagas nada de momento, que le voy a contestar yo poniéndole a parir. A ver qué coño se ha creído el gilipollas este. A tí nadie te avisó de que venían los tíos estos, ¿no?
- Correcto.
- Y nadie te dijo que el proyecto de los escáners se había retomado, ¿verdad?
- Yo ni sabía que existían esos escáners.
- Pues se va a cagar.- Pokémon empieza a escribir un correo, contestando a todo el mundo, en el que básicamente pone al Bocinas de inepto para arriba, y me exime de responsabilidad al carecer de los poderes de Rappel.
- Bueno, de todas las maneras ya deberías conocerme para saber que esto no va a quedar así, ¿verdad?
- Haz lo que tengas que hacer, que se lo ha ganado por gilipollas.
- Hala, ¿me das tu permiso para hacer el mal?
- Dale duro, que últimamente me aburro mucho.
- ¿Puedo ser cruel?
- Sí, pero tampoco te pases.
- Bueeeeno.

Me siento en mi sitio y empiezo a maquinar. De momento me voy a ceñir a lo "legal". Lo primero que hago es limitar las horas de conexión del Bocinas en directorio activo, para que solo pueda hacer inicio de sesión entre las 8 de la mañana y las 5 de la tarde, horario estándar de V, que sé que éste se toma el horario por el pito de un sereno y a veces llega tarde y se va después, etc.... También le limito el inicio de sesión únicamente a su ordenador, que le gusta mucho entrar con su usuario en PCs ajenos. No contento con eso, le marco el flag de "Cambiar la contraseña en el próximo inicio de sesión" y le cambio la política de contraseñas de su equipo para que tenga que poner una de 20 caracteres, con mayúsculas, minúsculas, letras, números y símbolos. Por último, modifico su política para que el equipo se bloquee automáticamente tras 1 solo minuto de inactividad y tenga que poner la contraseña. Esto último es solo para dar un poco por culo.
También reduzco su cuota de disco en el servidor, que tenía asignado 1.5Gb cuando el estándar es de 1Gb para todos los usuarios. Qué mala suerte que tenga ya ocupados 1.2Gb, ahora no va a poder grabar nada en el servidor hasta que no libere espacio... me aseguro de eliminar todo rastro de la solicitud a IT que hizo para solicitar más espacio en disco...

A lo largo de ese día hubo más cruces de correos entre los jefes de V (a lo mejor el Bocinas se pensaba que yo no me iba a enterar). El Yayo contestaba que a él que coño le contaban. Epi que en qué mundo viven. Pokémon que si el Bocinas tenía retraso mental o algo. Y el Bocinas en sus trece. El caso es que mi conciencia está tranquila, y el Bocinas encima la ha cagado él solito poniéndose en evidencia delante de todos los jefes, pensando que me iba a putear a mi.

Al día siguiente, la primera llamada de la mañana fue del Bocinas.

- ¡Eeeehhhhhh! ¡ManOwaR que tengo el usuario bloqueaooooooooooo!- este tío siempre habla gritando. No voy a poner todo lo que dice en mayúsculas por respeto a los ojos de los lectores.
- Me parece bien. Ábreme una solicitud a IT y ya si eso te lo desbloqueo.
- ¡Pero cómo la voy a abrir si no puedo entrar en mi ordenador ni en el de Manolo!
- Que la abra tu jefe, pero yo sin una solicitud a IT no trabajo.
- ¡Pero cómo eres asi!
- Yo soy cola, tú pegamento.

Clac. Además de gilipollas es tonto. No tiene el usuario bloqueado (todavía), simplemente no puede hacer inicio de sesión porque no son las 8 de la mañana todavía. Lo que pasa es que no ha leído el mensaje de error. Ains...

Quince minutos más tarde, ya pasadas las ocho, vuelve a sonar el teléfono.

- Sistemas, atendemos su llamada pero no su solicitud.
- ¡ManOwaR! ¡Que la mierda esta se me bloquea cada dos por tres!
- Ajam. Sigue contándome....
- ¡Pues eso que no me deja trabajar!
- Si estuvieras trabajando no se te bloquearía. Solo se bloquea el PC cuando dejas de usarlo, por seguridad.
- ¡Pero no puedo trabajar!
- Es tu problema. Yo ya te he explicado cómo son las cosas.

Clac. Bien, mis modificaciones de ayer ya están dando sus frutos. No pasan ni dos minutos hasta que el Bocinas vuelve a la carga por teléfono. Creo que me voy a arrepentir, ya me tiene hasta los huevos.

- Sist...
- ¡ManOwaR! ¡Que se me ha bloqueado el usuario!
- ...emas...puessssss ya sabes lo que tienes que hacer. Solicitud a IT al canto.

Clac. Encima ya no me deja ni descolgar. Me crispa los nervios. Ale, me meto en la centralita y desvío todas sus llamadas salientes a Payoponi para que no se aburra, que cuando entré estaba sobando... Yo no quiero saber nada de este tío, que se joda.

Al rato, como no podía ser de otra manera, entra en el despacho pegando voces. Pokémon le mira con cara de mala leche mientras juega al solitario. Yo calladito, disfruto del momento.

- ¡Este sistema es una puta mierda!
- ¡Ehhhhhh! ¡Tranquilito, eh! Que a mi no me grita ni mi padre y menos en mi casa.
- ¡Me da lo mismo! ¡No puedo trabajar y es vuestra culpa!
- ¡Vete a tomar por el culo a gritar a tu puta madre! - Pokémon ha evolucionado. Esto sucede siempre que alguien no le trata con el debido respeto.
- ¡Que te calles tú, que contigo no estoy hablando! ¡Estoy hablando con ManOwaR!.- yo me hago el sorprendido. Mientras Pokémon, con el orgullo herido, empieza a convertirse en superguerrero.
- ¿Conmigo?
- ¡Sí, contigo! ¡Que me has bloqueado todo!
- ¿Yo? Qué va hombre, si yo no sé hacer ni mi trabajo, cómo voy a saber hacer esas cosas.- mientras tanto Pokémon se ha levantado de su sitio y está preparando un kamehameha.
- Vamos, ¡ya me estás dejando todo como estaba pero a la de YA!
- Ya te dije que yo sin solicitud a IT no trabajo.
- ¡Pero qué me estás contando!. - El Bocinas le mete un manotazo a mi monitor CRT de 19 pulgadas. Éste hace un sonido seco, y de repente se apaga con un "¡Pufffff!". Me le quedo mirando con cara de cabreado, mientras veo a Pokémon dispuesto a abalanzarse encima del Bocinas al menor movimiento.

Antes de proseguir con la historia, quiero que conste que yo soy una persona pacífica. Pero como todos cuando se nos toca los cojones demasiado, salto. Y yo le tenía mucho cariño a ese monitor, que era el último de 19 pulgadas que quedaba vivo.

Me levanto de la silla y me acerco al Bocinas para ponerme a su altura. Éste responde intentando empujarme. Pero claro, tantos años de jugador de baloncesto semiprofesional no han sido en vano, y es bastante complicado moverme de mi posición una vez que tengo los pies bien asentados. El Bocinas sale despedido hacia atrás, empujado por sus propios brazos contra mi pecho, hasta que choca con la pared del despacho, momento que aprovecho para abalanzarme sobre él y cogerle de la pechera mientras le agarro de sus partes con fuerza con la mano libre. Y hago fuerza hacia arriba con ambos brazos.

- Vamos a ver, papanatas. ¿Te crees que puedes ponerme verde a mis espaldas delante de los jefes para intentar joderme y que luego puedes venir aquí a amenazarme e insultarme?- acerco mi boca a su oído - ¡Eeeh!

El Bocinas se queda paralizado, no sé si por la sorpresa de mi reacción, o por el dolor de sus huevos firmemente sujetos por mi zarpa izquierda. Inmediatamente le suelto contra la pared, y reculo un par de pasos para hacer entender que no quiero seguir por este camino aunque lleve las de ganar. Me doy cuenta de que Pokémon está sujetando con ambas manos un manual de 2300 páginas de AS/400 en posición de leñador, dispuesto a rematar al Bocinas. De pronto, el Bocinas sale de su estado de shock.

- ¡Esto no va a quedar así!.- sale escopetado por la puerta, justo a tiempo para esquivar el manual de AS/400 que iba volando hacia él. Me quedo mirando a Pokémon.
- ¿Qué? No me mires así, el tío ha seguido gritando, y me toca los huevos.
- Pikachu, se me está ocurriendo algo... esta tarde no trabaja nadie en la planta, ¿verdad?
- Sí, a partir de las 5 aquí no queda ni cristo.
- Y el Bocinas es de los que suele ducharse antes de ir a casa, ¿no?
- Mmm me parece que sí... ¿en qué estás pensando? ¿Le cortamos el agua caliente?
- No, algo mejor, escucha....

Le vuelvo a dejar todos sus parámetros y políticas como estaban, pero se la lío un poquito en el ordenador a última hora, lo justo para entretenerle un rato y que vaya un poquito más tarde a ducharse que el resto. Como sé que es un maniático y que no se marcha hasta que el ordenador no se apagaba por completo, cada vez que intentaba apagarlo yo le lanzaba un "shutdown -a" en remoto para anular el apagado. También hago "algunas" modificaciones en el control de presencia y en los registros de recursos humanos...

El Bocinas entra en los baños de caballeros a las 17:04. Solo un par de operarios quedan por ahí, pero se marchan en cuanto se cambian de ropa. El Bocinas se queda solo en seguida. Pokémon y yo, ataviados con nuestros trajes de Ninja, esperamos pacientemente a que se meta en la ducha. Una vez dentro, nos colamos en los baños y guardamos su ropa....toda su ropa. Cerramos la puerta de los baños y nos vamos.

¡Ohhh! ¡Eso es como una novatada! ¿no? - Pensaréis.- ¡Le habéis encerrado en pelotas en los baños!

Pues no, a estas alturas ya deberíais saber que un BOFH siempre va un paso más allá. A eso de las 6 de la tarde, cuando el Bocinas ya lleva casi 1 horita encerrado en el baño, decidimos dar por finalizada la "novatada".... y llamar a seguridad...

- Seguridad de V.
- Hola Payoponi, soy Pokémon.- la llamada la hace él, que se lo está pasando como un enano.
- Dígame señor Pokémon.
- Oye que hoy me he ido un poco más tarde, y al salir he oído ruido en el servicio de caballeros de la planta. Ya anteriormente nos entraron ladrones por la ventana del servicio, creo que deberías ir a ver.
- Sí señor, ahora mismo voy.
- Ah, y harías bien en llevarte al perro... por si acaso.
- Sí señor, lo que usted diga.
- Gracias y... ten cuidado.

Clac. Después de reirnos un rato, damos por finalizado el escarmiento y nos vamos cada mochuelo a su olivo. Al día siguiente, recibo una llamada a primera hora...

- Sistemas...
- Hola ManOwaR,  soy la Yoli.
- ¿Qué pasa Yoli?
- Mira que me acaban de llamar de seguridad, para decirme que hay ahí fuera un tal Bocinas.
- Ajam, ¿y?
- Pues que tiene tarjeta de V, pero le deniega el acceso. Y yo he buscado su nombre en los registros pero no lo encuentro.
- Pues se habrá encontrado la tarjeta por la calle y querrá usarla para colarse, ¿por qué me llamas a mi para esto?
- Porque no para de decir tu nombre.
- Muahahahahahahajajajajahahahajahajahajhaa....
- ¿ManOwaR?
- Ahm.. sí, perdona. Nada nada, no le conozco, así que casi mejor dile al de seguridad que le eche, no sea que quiera entrar a robar...
- Vale, gracias.
- Ahm... y dile que use al perro... por seguridad....
- Ok.

Clac. MUAAAAHAHAHAHAHAHAHAHAHAA....

jueves, 21 de octubre de 2010

Todos somos humanos

Y no lo digo porque yo también me equivoque (que también), sino porque justo cuando pensaba que ya nada podía sorprenderme, va y me sucede esto....

El martes me reuní con el socio de mi empresa, el pez gordo que pone la pasta. Parece que la presión que le metí a Faust por fin dio sus frutos... no todo el mundo termina reuniéndose con el tipo que pone la pasta. Después de contarme la misma milonga que te cuentan todos los años de la crisis y blablabla, vino la parte interesante de la conversación.

- Bueno, entonces dime ManOwaR, ¿por qué estamos aquí?.- se recosta en su silla y cruza los dedos, poniendo su pose interesante.
- Básicamente porque no estoy contento con mi salario.- pone cara de sorprendido.
- ¿No estás contento con tu salario?
- No, de hecho me parece insultante.- las cosas claras.
- Pero hombre, tampoco estará tan mal.
- ¿Sabe usted cuánto cobro?
- Pues chorrocientos mil euros (la cifra que me dice son 600 euros más de lo que cobro en realidad).
- Pues no, cobro chorrocientos mil euros menos seiscientos.- ahora su cara de sorprendido parece sincera, pero no ceja en su empeño del "regateo".
- ¿Y por qué piensas que te mereces una subida de sueldo?
- Porque ya llevo 4 años en la empresa y solo se me ha subido una vez, y fue una miseria. Porque mis responsabilidades y volumen de trabajo se han incrementado exponencialmente, estoy haciendo el trabajo que antes hacían tres personas yo solito, y mire, no me quejo, puedo hacerlo, pero no cobrando una miseria que no me da ni para vivir. Además que estoy haciendo tareas de SAP, y los funcionales de SAP cobran un bonus anual por esto mismo, y yo no veo un duro. El coste de la vida ha subido pero yo sigo cobrando lo mismo que en 2008. Por eso, y porque mi evaluación anual ha sido muy, muy buena. En todos los puntos pone que supero las expectativas.
- Entonces no entiendo porqué no te lo han subido.
- Por eso estamos aquí, porque yo tampoco lo entiendo. Ya sé que usted no se suele encargar de estas cosas, pero ha sido usted el que me pidió que nos reuniéramos. Yo ya hablé con Faust y con recursos humanos de esto y no conseguí nada.
- Ya veo. Hablaré con recursos humanos a ver si es posible una promoción a mitad del fiscal year.
- ¿Y si no?
- Pues veremos la posibilidad de darte un bonus.- me le quedo mirando. Me parecen demasiadas promesas, demasiada buena voluntad por parte del tío que pone la pasta, porque si yo gano más, él ganará menos.
- Mire, no me alimento de posibilidades. Necesito comprar el pan todos los días. Si me va a dar algo, démelo ahora.- esto le pilla totalmente por sorpresa, y se pasa un minuto largo resoplando y tocándose la frente.
- Bueno, de momento no puedo hacer nada más. Tengo que consultarlo.- WTF? Consultarlo? Con la almohada? Pero si eres tú el que pone la pasta, cabronazo...

Poco satisfecho con la conversación, me vuelvo a V. Este tío no va a mover un dedo por mi, así que creo que ha llegado el momento de ir actualizando mi currículum de Infojobs y de echar mano de viejos contactos.


Llego, saludo, y enciendo mi ordenador. Pokémon está en el despacho de Epi hablando con él. Le hago un gesto con la mano diciéndole que ya estoy aquí y que me voy a cambiar las cintas de backup. Cuando bajo, Pokémon está en su sitio, y me hace un gesto para que vaya a hablar con él.

- ¿Qué pasa Pikachu?
- Vente arriba que tengo que hablar contigo en privado.- Ups, ¿me van a echar? Cojonudo, así me tienen que indemnizar. ¡Vacaciones!

Llegamos arriba, y nos metemos en una de las muchas salas de reuniones abandonadas. Pokémon abre la ventana, se sienta en una silla, y me hace un gesto para que yo también me siente. Esto me huele mal, no es típico de Pokémon. Aunque su cara no me preocupa, se está guardando algo, pero algo me hace pensar que no es malo. Es un mal actor...

- ManOwaR, como sabrás la situación financiera de V es bastante mala.
- Síp.
- Siguen haciendo despidos incentivados y ahora han empezado una campaña de prejubilaciones, a esta planta no le quedan más de 2 años de vida, y eso tirando por lo alto.
- Ajam. Ya lo sabía. Ve al grano, Charmander.
- Pues mira. Soy consciente de tu situación económica, así que tengo que darte una noticia.- el cabronazo se está pasando haciéndose el interesante ya...
- Venga, dispara.
- Hoy Epi ha llamado al socio de tu empresa.
- Coño, acabo de llegar de reunirme con él.
- Ya lo sé, por eso te lo comento. Pero Epi le ha llamado sin saber que tú te acababas de reunir con él, y la verdad es que se ha quedado bastante sorprendido.
- Bueno y qué, me voy a la calle, ¿no?
- No, para nada.- sonríe.
- ¿Entonces?
- Pues que hemos decidido hacer un apaño para darte una gratificación económica.
- ¿Comor?
- Tu empresa te va a dar un bonus de 1000 euros el mes que viene, y nos lo va a facturar a nosotros como cargo de servicios. Así a nosotros no nos cuenta como que te hemos pagado un bonus, pero el dinero te lo llevas.
- ¿Y eso?
- Pues te voy a ser sincero. Llevas aquí un año y poco, y desde el primer momento te hiciste con todo estupendamente. En los días que estuviste de vacaciones y mandaron a un prostituto, la liaba una tras otra, y quedamos bastante descontentos con él. Eso nos hizo darnos cuenta lo importante que eres para esta empresa, y como sabemos que estás a disgusto con tu salario, no queremos que te salga una oferta mejor y nos dejes tirados, así que hemos decidido darte una gratificación económica para que estés un poco más agusto, y así asegurarnos, entre comillas, que sigas con nosotros aunque sea el poco tiempo que nos queda en esta planta.- me quedo con cara de LOL. Esto no me lo esperaba.
- Hmmm... bueno, se agradece.
- Bueno, pues no te preocupes, era eso nada más.
- Gracias Pokémon, la verdad es que parece mentira que mováis vosotros más el culo por mi que mi propia empresa.
- Manda huevos...


Pues mira, un bonus de mil eurillos (menos lo que se queda hacienda). No me saca de pobre, pero menos da una piedra, ¿no? Y la verdad es que es un detallazo por parte de V, sobretodo porque están de capa caída. Lo que dije al principio, justo cuando pensé que ya nada podía sorprenderme, va y me sucede esto... aunque hasta que no vea mi nómina... xD

Por cierto, como sé que alguien lo preguntará, no llego ni a mileurista. Con mis 10 años de experiencia y hablando 4 idiomas. Así están las cosas...

Próximamente en el Blog de un BOFH Cualquiera, "La odisea de Bocinas".

.

miércoles, 6 de octubre de 2010

¿Cómo quieren que deje de fumar....

...si no paran de tocarme los huevos?

Ya sé que no es motivo, que si uno quiere dejar de fumar tiene que ponerse y dejarlo, pero es que desde que he vuelto de vacaciones vivo puteado. Dejando de lado los desaguisados que dejó Brain > Null y de que Septiembre parece ser el mes preferido de los jefes para nuevas implementaciones, el primero de los motivos es mi situación laboral. No, no me van a echar, nada más lejos, sino que por segundo año consecutivo, no me han subido el sueldo. Y este año tocaba ya, según me prometieron el año pasado.

Resulta que desde finales de Junio, siendo previsor, llevo persiguiendo a Faust y a Shupapoia para ver qué va a pasar con la revisión salarial que se hace todos los años en septiembre. Faust no sabe nada, porque tampoco es ese su cometido, y Shupapoia pasa de mi. No me contesta a los correos, y cuando me contesta, me dice "mañana te llamo" y esa llamada nunca sucede. Cuando la llamo, siempre rechaza la llamada o no me lo coge. Y mira, que ha pasado Septiembre y con él la revisión salarial, y mi sueldo sigue siendo la misma puta mierda que hace dos años. Y lo peor de todo, es que ya no se puede hacer nada hasta la próxima revisión salarial. Así que, como estoy tan sumamente liado con los temas de administración de sistemas, y como yo no tengo formación en SAP R/3 ni BW, he decidido dedicarme a lo primero y pasar de esto último.

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- Me lo diga.
- Hola ManOwaR, soy Tintín.
- ¿Cómo osas perturbar mi descanso?
- Emmmm... perdona, es que tenemos un problema.
- Bueno, sorpréndeme.
- Es que todos los meses tenemos que hacer un index de los precios a los que compramos los materiales a los proveedores, los P0, y en este mes me faltan muchos en la carga que se hace desde BW.
- Ajaam.
- ¿Puedes arreglarlo?
- No tengo ni idea de BW, lo siento macho.
- ¿Cómo que no? Si otras veces siempre nos has arreglado los problemas de BW.
- ¿Si? Habría sido casualidad, porque ya te digo que no tengo ni idea de BW. Habla con Pokémon a ver.
- Bueno vale, gracias.

Clac. Mi cerebro se pone a tejer un maléfico plan al puro estilo LOOM. Noto el calor del 8086 funcionando a todo gas dentro de mi cabeza. A este paso voy a tener que instalarle un disipador.

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu ! - mierda, alguien intenta perturbar mi concentración.

- Sistemas...
- ManOwaR, que no va internet.- echemos mano del servidor de excusas de Tito Pelón, que tengo cosas más importantes que hacer ahora mismo.
- Ya, es que el CD-ROM de nuestro servidor de Internet necesita ser recalibrado. Prueba en un rato.
- Vale, gracias.
Clac.

Mira que son simples. Mientras, veo como Pokémon está hablando por teléfono con Tintín. Al poco, cuelga.

- Oye ManOwaR, ven un momento.
- Susórdenes Pikachu.
- Me ha dicho Tintín que tienen un problema en BW, pero que te ha llamado para que se lo soluciones y le has dicho que no tienes ni idea.
- Así es.
- Pero si les has arreglado un montón de veces problemas en BW...
- Ya, pero se me ha olvidado.
- ¿Cómo que se te ha olvidado?.- Pokémon ya me conoce bastante, y sabe que algo me pasa. No tengo motivos para esconderle la verdad.
- Sí, que se me ha olvidado BW, así de repente.- le guiño el ojo.
- Hmmmm...¿desde cuándo se te ha olvidado?.- lo ha cogido, e intenta saber qué ha pasado.
- Desde que a los funcionales de SAP y BW les pagan un extra de 5.000 euros anuales por la dificultad que entraña esa aplicación, y a mi ni bonus, ni subida de sueldo, ni las gracias me han dado.
- Entiendo, pues que lo resuelvan ellos, que en tu contrato no dice nada de BW ni pollas.
- Exactamente, en mi contrato no dice nada. Y yo estaba haciéndolo por hacerles un favor, pero mira, se me ha terminado la caridad, igual que se les ha terminado a ellos conmigo.
- Pues me parece perfecto. Voy a llamar a Faust y que se coma él el marrón.
- Vale, zenkiu Pikachu.
- De nada.

Bien, segunda fase del plan completada. Si mi 8086 funciona de puta madre, oye. Ahora solo tengo que esperar a que Faust me llame después de hablar con Pokémon. A mi no me subirán el sueldo, pero yo voy a currar la mitad que hasta ahora. Por mis huevos.

Un ratito más tarde se produce la inevitable llamada, Faust quiere explicaciones.

- ManOwaR, me ha dicho Pokémon que tienen un problema en BW.
- Sí, estoy al corriente.
- ¿Ya estás con ello?
- No.
- ¿Cómo que no?
- ¿Debería?
- Deberías, sí.
- Ahm, vaya. Y yo que pensaba que era un Administrador de Sistemas, no sabía que también soy funcional de SAP.
- Y no lo eres, ¿a qué viene eso?
- Viene a que me estás colando un marrón que no es mío.
- Venga ya, si hasta ahora siempre te has ocupado tú de los problemas de BW.
- Y eso que deberíais agradecerme, porque no es mi trabajo. Que los funcionales de SAP cobran un bonus de 5.000 euros al año y yo no. Tenéis un morro que os lo pisáis, vamos.
- Ah, ¿así que estás así porque no cobras bonus?
- En parte, pero no solo eso, estoy así porque me toca los huevos haberme pasado todo el año esforzándome e incluso haciendo trabajo que no es mío, y que cuando toca revisión salarial nadie se haya acordado de mi. Así que a partir de ahora no pienso hacer absolutamente nada más de lo estrictamente necesario para cumplir mi trabajo.
- Pues esto es tu trabajo.
- ¿En serio? ¿Te refieres a BW?
- Sí.- el tío le echa un morro que te cagas.
- Vale, como veo que no razonas, seré más específico: en mi contrato dice que soy el responsable de un rango de aplicaciones o sistemas, entre los que no están incluídos ni SAP ni BW. A partir de ahora me dedicaré a resolver los problemas exclusivamente de lo que pone en el contrato, ni más ni menos.
- Esa no es una actitud buena para la compañía.
- Estar cobrando el mismo sueldo de mierda que en 2008 no es una actitud buena para el trabajador. Buenos días Faust.

Clac. Que le den por culo, el tío erre que erre con intentar colarme lo que no es mío. Pues hasta aquí hemos llegado. Por lo pronto mi plan sigue su curso, ahora a ver qué pasa, porque me la estoy jugando...

A lo largo de ese día no recibí ninguna llamada más, ni tampoco correos referentes al tema, pero al día siguiente, a primera hora de la mañana ya estaba Pokémon hablando con Faust por teléfono para decirle que qué pasa que no solucionan el problema. Perfecto. Hora de dejarse de palabras y pasar a la acción.

Me escabullo hacia la sala de servidores a cambiar las cintas de backup, y de paso le cuelo por FTP un troyano la mar de cuco que siempre llevo en mi pendrive al servidor de BW. Bajo de nuevo, y justo me suena el móvil. Faust vuelve a la carga. Esta llamada también la esperaba...

- Dime, Faust.
- Oye ManOwaR, que no encontramos a nadie de BW para que vaya a solucionar el problema de Tintín.- vaya, esto no lo esperaba, pensé que me iba a decir que hoy por la mañana iba un tío de BW a arreglarlo... mejor todavía...
- Aaaajaaaam... ¿y?
- Tío, hazme este favor y arréglalo tú anda.- ¿Ahora vamos de colegas eh?
- Mmm pues va a ser que no, oiga.- el hablarle de usted ha sido muuuy a propósito.- que tengo mucho trabajo hoy administrando los sistemas.
- Venga, que seguro que encuentras un rato.
- Para encontrar hay que buscar, y no tengo ninguna intención de ponerme a buscar. Lo siento Faust, buena suerte en tu búsqueda de personal cualificado.

Clic. Van dos. Qué bien sienta colgarle así a tu gerente, joder. Al día siguiente me llama Payoponi para decirme que hay un tío preguntando por mi en la entrada. Es un administrador de BW enviado por Faust. Le mando a la sala del equipo A, y le digo quién es Tintín para que le pregunte por el problema. Y yo vuelvo a lo mío.

Dos días se tiró Pokémon jurando en arameo a Faust por teléfono mientras el administrador de BW intentaba solucionar un problema, mientras mi troyano se calzaba redologs de oracle de forma aleatoria en el servidor. Finalmente, éste envió un correo en el que me puso en copia, diciendo que no era capaz de solucionarlo. Ferpecto. Un par de horas después de leer el correo, Faust vuelve a llamarme al móvil.

- ManOwaR, ¿estás liado?
- Uf, no lo sabes tú bien. Estoy haciendo una migración de la versión del antivirus, que ahora les ha dado por cambiar el Trend 7.3 a la versión 10.- esto es verdad.
- Bueno, oye, ¿has leído el correo del tío de BW?
- Por encima.
- ¿Tú sabrías arreglarlo?
- Depende.
- ¿De qué depende?
- De si estás dispuesto a negociar.

Faust se queda en silencio unos segundos que parecen horas. Creo que ya se esperaba algo así...

- Bueno mira, tú arréglalo, que yo mañana voy para allá y ya hablamos.
- Uhm... bueno, si saco un ratito puedo intentarlo, pero no prometo nada. Que yo no soy funcional de SAP, ¿recuerdas?
- ....

MISSION ACOMPLISHED... muahahahahahahahahahahaa!!! Si la cosa sale bien igual puedo dejar de fumar y todo... :D

.

martes, 28 de septiembre de 2010

Huelgas, huelgas...

Pues resulta que iba a poner un ladrillito en referencia a la huelga de mañana 29 de Septiembre. Pero mira, como estoy vago y con mucho curro hoy, mejor pongo un link a la página del amigo vfmBOFH que he visto por twitter, que dice más o menos lo mismo que iba a decir yo...

vfmBOFH: Yo no hago huelga

Ahí queda. Que como ya posteé anteriormente, el BOFH no entiende de Huelgas...

.

jueves, 23 de septiembre de 2010

BOFH issues: Cuando las cosas no dependen de uno mismo...

Incluso para el BOFH más perfeccionista, hay cosas que se escapan de su control. En mi caso, las líneas ADSL y SHDSL contratadas con un conocido proveedor de comunicaciones con logotipo de color naranja.

El viernes pasado, que yo estaba de vacaciones, Pokémon abrió una incidencia con dicho proveedor porque la navegación por Internet iba lenta. Y claro, no me dijo nada. Así que esta mañana me llaman por teléfono para decirme que un técnico iba a personarse en V para comprobar el router. Va bene... yo no puedo tocar los routers, ya que son propiedad de ellos, así que no me meto.

Le pregunto a Pokémon y me explica el problema. Yo hago mis comprobaciones: efectivamente, la navegación a internet es lenta o nula, pero sin embargo lanzando ping a las direcciones IP de algunas páginas web, éstas responden con tiempos aceptables. La LAN va de maravilla, así que deduzco que es problema de las DNS.

Al rato llega el técnico. Me voy con él a la sala de servidores y le cuento el problema. Él saca su portátil ultramoderno, sus dos cables mágicos (uno USB-RS232 y otro RS232-Ethernet... y yo me pregunto, ¿no sería más cómodo un cable USB - Ethernet?), y se pone a trabajar. Yo me pongo a trastear con el teléfono... hasta que me doy cuenta de que el técnico tiene la cara totalmente blanca poco después de arrancar su portátil.

- ¿Pasa algo?
- No sé tío... esto no va...
- ¿El qué no va? - joder, no me des respuestas luserianas del tipo "no va", que eres un técnico macho...
- Ahí va su madre... ¡que no me salen mis iconos en el escritorio!.- me asomo y miro su pantalla. Bonito escritorio del perfil default de Windows... evidentemente por alguna razón no ha cargado su perfil.
- Cierra sesión y vuelve a iniciarla a ver.
- No, no. Mira.- Abre mi PC y la unidad C. Le sale un mensajito que dice que el contenido de la carpeta puede ser peligroso, que pulse para mostrar archivos.- ¡No tengo nada en el disco duro!.- mendrugo, si no tuvieras nada no te habría arrancado el sistema operativo...
- Bueno, tú cierra sesión y vuelve a abrirla. O pulsa en el botóncito ese y dentro de "Documents and Settings"...- él cierra mi PC, sin darme tiempo a terminar.
- ¡Menuda putada! Pues sin esto no puedo trabajar.
- Si me dejas un momento yo te lo arreglo en un periquete.- a veces es mejor hacer las cosas por uno mismo cuando el luser no quiere colaborar. Porque sí, me ha tocado lidiar con un técnico luser. Santa paciencia...
- No tío qué va, este portátil es del proveedor con logotipo naranja y no lo puedes tocar.- ya me toca los huevos el tío este macho.
- Pues vale, entonces te has hecho un viaje en vano.
- Bueno, tendré que volverme a la oficina.- Ahora es cuando pongo el modo cabronazo ON.
- Ok, ya pasaré nota de que seguimos con el mismo problema. Que se supone que tenemos un contrato con vosotros que dice que nos lo tenéis que solucionar en 3 horas o menos.
- Pero...
- No, no, tú vete tranquilo, que no ha sido tu culpa. Ahora, si esto no funciona, yo tengo que reportarlo.
- Y... oye, si eso me dices cómo se arregla y lo hago yo.
- Ya te dije 2 veces que cerraras la sesión de Windows y volvieras a abrirla.
- No me lo dijiste.
- Será eso. Hazlo.
- Pero ¿por qué?
- Joder con el replicón, hazlo de una vez macho que no tengo todo el día.- sí, he sido borde, pero ya toca la moral el tío...
- Bueno bueno no me hables así, que yo no tengo la culpa de que esto no funcione.- pero sí tienes la culpa de agotar mi paciencia.....- pues mira, me voy a la oficina, y ya vendrá otro técnico a arreglároslo. No tengo por qué aguantar esto.- ¡Hala! ¡Se ha ofendido!
- Bueeeeeeno, pues nada, ve con Chuck.

Y como vino se marchó. Y lo uno por lo otro, la casa sin barrer....

martes, 21 de septiembre de 2010

Vaya "cagada" de síndrome post-vacacional

Después de cogerme mi última semanita de vacaciones, el lunes volví al trabajo. Antes de salir del coche, me eché un cigarrito, preguntándome a ver qué habría liado Brain > Null. Podría encontrarme cualquier cosa. Se habían pasado las vacaciones llamándome Pokémon y él porque no sabían hacer gilipolleces, y en muchos casos no urgentes les dije que lo dejaran pendiente para cuando yo me incorporara, para no perder el tiempo intentando explicarles cómo hacer las cosas por teléfono, y que no me llamaran si no estaba ardiendo el edificio. Y que si ardía tampoco, que yo no soy bombero.

Al primero que vi nada más salir del coche fue al guarda, Payoponi, que en seguida procedió a darme las buenas noticias como acostumbra.

- Oye ManOwaR, tu compañero Brain > Null no ha devuelto la tarjeta de los tornos.
- Yo también me alegro de verte.
- ¿Qué?
- Que se lo digas a las de Recursos Humanos.
- Ahhh, vale.

Lo que te digo. Aquí en V todo el mundo tiene la costumbre de primero, preguntar al informático, y luego ya si eso intentan hacer las cosas como debería ser. Pero lo primero, al informático.

Llego a mi puesto de trabajo. Pokémon no está. Arranco la máquina y lo primero me pongo a revisar los cientos de mensajes sin leer en el correo, clasificándolos entre importantes y estupideces. Sí, no hay término medio. Al poco aparece el susodicho director de IT...

- ¡Hombre ManOwaR! ¡¿Ya estarás cansado de vacaciones, no?!
- Pues no mucho, por mi seguiría sacándome brillo a la barriga.
- ¡Jaja! ¡Venga hombre, si nos echabas de menos!
- Si, la verdad es que sí. Bueno, ¿cómo ha ido todo en mi ausencia?
- ¡Muy bien, sin problema! - Huy huy huy... esto no es ni medio normal.
- Ya, ya.. vale. Bueno, voy a ver si me pongo al día con esto.
- Vale. ¡Ah! Antes de nada, me ha dicho el Yayo que quiere que le configure la impresora láser de color. Tenemos procedimiento para hacerlo, ¿no?
- Sí claro, te lo envío por correo.
- Vale, ¡gracias!
- De nada hombre.

Le envío el procedimiento en formato PDF al Pikachu, que hoy parece que está de buen humor. Yo mientras sigo a lo mío revisando correos. Al rato ya casi he terminado, y procedo a levantarme para ir a cambiar las cintas de backup, pero no puedo evitar quedarme mirando la pantalla de Pokémon durante no menos de 5 minutos. El tío está intentando hacer click sobre un "botón" en el PDF, sin darse cuenta de que se trata de una captura de pantalla, no la propia ventana en sí. Incluso varias veces pulsa CTRL + ALT + SUPR y desde el administrador de tareas cierra el PDF, y después lo vuelve a abrir, como si fuera culpa de que el programa no funciona. Me resulta impresionante que sepa hacer eso. Echaba de menos la inutilidad de los lusers, la verdad, y no recordaba que mi jefe es el mayor de todos ellos. En fin...yo no le digo nada, que se entretenga.

Subo al CPD, y nada más entrar, en toda la frente. Hay algo pitando. Me asomo al rack y veo que el controlador de dominio primario está apagado. LOL. Compruebo las conexiones y el panel de LEDs. Todo correcto. Lo enciendo y compruebo que arranca correctamente. ¿Qué cojones hacía apagado? Menos mal que tenemos el secundario que es redundante...

Según salgo de la sala de servidores, me suena el móvil.

- ¿Si?
- Hola ManOwaR, soy Tintín.
- ¿Quién te ha dado este número de teléfono?
- Pues no sé.
- Ya claro. Pues no me llames a este número, que es solo para emergencias. Mándame un mail con lo que sea.
- Pero...

Clac. Tócate los huevos. No es que yo sea un cabrón, es que el número de móvil solo lo tienen Pokémon, Faust y Epi, precisamente para emergencias. ¿Qué cojones hace Tintín con mi número? ¬¬ Ya me enteraré. Bajo las escaleras y me encuentro a Antoñito, el picador de código del Equipo A. Después de que me invite a un café (para no perder la costumbre) y de los típicos saludos de después de vacaciones, viene la pregunta clave....

- Bueno Antoñito, y ahora ¿quién es el gerente? ¿Sigue siendo el tal Armani?
- Nah tio a ese le largaron del proyecto.
- Anda ¿y eso? - yo me hago el Sueco.
- Pues creo que tuvo movida con Epi y el Yayo.
- Vaaaya por dios, y yo que ya estaba pensando en comprarme un traje y todo...- Antoñito lo pilla y se ríe por lo bajines.
- Ha vuelto Faust al final.
- Wiki.
- Jo tío, tengo hambre. Me voy a sacar un sandwitch de la máquina.
- Fale, es tu salud.- se saca un sandwitch de cangrejo.
- ¿De cangrejo? Te gusta el riesgo, ¿no?
- Ya ves. Bueno me piro.
- Venga, t'aluego.- hay que tener huevos para cogerse un sandwitch de esa máquina, y encima de cangrejo...

Genial, por fin una buena noticia en el día, me deshice de Armani antes de lo que esperaba. Me vuelvo a mi sitio y sigo con los correos. Ni le menciono a Pokémon lo del controlador de dominio, no quiero saber los motivos por los cuales estaba apagado. Al poco...

- ManOwaR, este manual no funciona.
- ¿Comorl?
- Que le doy al botón pero no hace nada.
- Ahm... no hace nada, ¿no?
- No, y mira que me he tirado 15 minutos esperando, pero nada de nada macho.
- Hmmmyap. Mira, mejor le instalo yo la impresora al Yayo, ¿vale?
- Sí, mejor, que ando muy liado.- si claro, por eso te has tirado 15 minutos intentando apretar la foto de un botón... en fin.

Me voy al despacho del Yayo. No está. Genial, como me sé sus claves, le instalo la impresora y me vuelvo. Y siiiigo con los correítos. Hay que ver el flujo de correos que pasan por mi bandeja de entrada. Al rato, Charmander vuelve a la carga...

- ManOwaR, no entiendo nada de este correo, te lo reenvío y míramelo, ¿vale?
- ¿Por qué no lo entiendes?
- Está en inglés.
- ¬¬.

A media mañana por fin termino con los correos (incluyendo el correo en inglés de Pokémon) y me voy al servicio a hacer mis necesidades. Como siempre, entro en silencio (esa puerta tiene cerrado automático y siempre da portazo), y me dispongo a miccionar. De pronto se oye un estruendo parecido a un trueno en uno de los cubículos con WC, seguido de un flujo de secreciones con el mismo sonido que una hormigonera soltando todo su contenido, acompañado de sendos gemidos de alivio/dolor. A la cabeza me viene un deja-vu...

- ¿Antoñito? - hablo desde el otro lado de la puerta.
- ¡Coño!
- Qué, ¿te ha sentado bien el sandwitch de cangrejo, no?
- Calla tio calla, menuda cagalera me ha dado el puto sandwitch ese...
- Ya veo ya.
- No me vuelvo a coger un sandwitch ahí ni aunque mi estómago me esté devorando a mi mismo por dentro.
- Ya te avisé. Bueno, que te recuperes, tío.
- Venga - pedo, gemido - Hasta luego.

Salgo del baño aguantándome la risa. Pobre Antoñito, me da pena, aunque la situación ha sido la mar de cómica, sobretodo con el pedo final... Vuelvo para mi sitio. Bulbasaur vuelve a la carga.

- Oye ManOwaR, tenemos que darle más cuota de disco a Epi. - ya me está tocando las narices, toda la mañana dando por culo...
- Pero si Epi no tiene límite de cuota en el disco del servidor de ficheros.
- Pues mira a ver, no lo sé.
- ¿Que no lo sabes...? En fin.

Miro las cuotas de disco. Efectivamente, Epi ahora tiene un límite de 1Gb. Y está ocupando más de 8 (por este motivo no tenía límite, tiene que mover bases de datos de varios gigas de vez en cuando). A saber por qué narices se lo han puesto... se lo vuelvo a quitar.

- Ya está. ¿Quién le puso límite? Si no lo tenía era por algo.
- ¡Y yo qué sé!
- Coño, porque eres el director de IT. Se supone que estas cosas hay que hacerlas con tu autorización.
- Pues ni idea.
- Vale, bien.- tocahuevos....

Ya a eso de las 12, ocurre lo que tenía que ocurrir: Se hace justicia. La excusa perfecta para hacer el mal y devolverle a Pokémon el vago favor que me lleva haciendo toda la mañana aparece ante mis ojos...

- Ufff, ¡qué hambre tengo! ¡me suenan las tripas! - miro a Pokémon con gesto desinteresado, aunque en mi cabeza empieza a maquinarse el plan.
- Pues todavía no es la hora de comer. Igual deberías ir a sacarte algo a la máquina.
- Ya...  Pero es que estoy super liado...- empiezo a sentirme un poco mal por lo que estoy a punto de hacer, así que necesito "la puntilla" que confirme que hago bien haciendo el mal (toma ya!). Enchufo VNC al servidor de correo, veo el solitario abierto, cierro VNC.
- Bueno, voy a sacarte un sandwitch si quieres.
- ¿De verdad?
- Claro hombre. Pero el euro lo pagas tú, evidentemente.
- Vale,- me da un euro.- ¡gracias ManOwaR!
- De nada hombre... por cierto, ¿te gusta el cangrejo?
- ¡Si! ¡Me encanta!
- Jojojoojooooo......

(¿...Continuará...?)

jueves, 9 de septiembre de 2010

¡Me han llamado malvado!

Literalmente, como os lo digo. Me han dicho que soy malvado. Pero digo yo, si me autoproclamo BOFH (Bastard Operator from Hell), ¿qué esperaban?

Pues la historia comienza el día 12 de Agosto, cuando me personé en una tienda de Vomistar para que me hicieran una portabilidad a Robafone con el Aifon 4. El caso es que por lo visto el Aifon funciona con una tarjeta SIM más pequeña llamada microSIM, y no las tenían en stock. Así que a esperar tocan, quedaron en llamarme. Esa llamada nunca sucedió, así que fui personándome paulatinamente cada pocos días en la tienda a ver si había novedades. Por fín el día 3 de Septiembre me dieron la buena noticia de que ya les habían llegado las susodichas microSIM, y ya habían iniciado la portabilidad. Me aseguraron que tardarían una semana como máximo. Bien.

El caso es que ayer, día 8 de Septiembre, me llegó el típico SMS de Robafone para decirme que habían recibido una solicitud de portabilidad desde Vomistar, y que tenía que llamar a un teléfono para confirmarla de manera urgente. Así pues, llamé, recibí una contraoferta de Robafone que rechacé (me interesa pasarme a Vomistar por otros temas), y me confirmaron que la portabilidad sería efectiva el día 15, 5 días más tarde de lo que me dijeron en un primer momento. Le pregunté los motivos, y me contestó que el tiempo estándar para las portabilidades era una semana, a lo que le contesté que esto se pidió el día 3. Me dijo que no, que ellos habían recibido la solicitud el día 8. Menudos sinvergüenzas los de la tienda de Vomistar... esta me la pagarán... pero más adelante.

El problema que me ocasiona esto, y he ahí el quid de la cuestión, es que yo el día 13 me marcho con mi novia una semanita de vacaciones. Esto significa que desde el día 15 que se haga efectiva la portabilidad y hasta el día 20 que vuelva y pueda pasarme a recoger el móvil, estaré incomunicado sin teléfono a 650 kilómetros de mi casa. Eso, y que estaré 5 días pagando móvil sin poder usarlo, que es lo que más me jode.

Con este problema en la cabeza, y su consecuente cabreo encima, llegué esta mañana al trabajo. Algún luser se dispuso a darme los buenos días pidiéndome alguna sandez al verme, pero al notar mis pupilas llenas de intenciones homicidas decidió que era mejor irse a correr una maratón de 200 kilómetros al desierto de Gobi en Mongolia que arriesgarse a hacerme enfadar.

A eso de las 10 de la mañana, salí con Javi el de contabilidad a echarme un café y un cigarrito (por supuesto pagado por él). Con el cigarro a medias, me suena el móvil. Una llamada del 979692730... a saber...respondo.

- ¿Diga?
- [...]

Suena una musiquita como de circo. Pongo el manos libres y sigo charlando con Javi, que me está contando lo bien que va el coche nuevo que le dieron antes de ayer. Al minuto o así, suena un tono de llamada, y sale una voz femenina.

- ¿Hola?
- Hola, ¿quién es?
- Le llamamos de Yoigo para ofrecerle...
- Espere un momento, ¿de Yoigo?
- Sí, es para ofrecerle...
- ¿Sabe usted que está llamando a un número privado de una empresa pública?
- ¡No jodas! ¡Huy, perdón!

Me froto las manos, la víctima perfecta.

- Señorita, le advierto que por motivos de seguridad, esta llamada está siendo grabada y localizada, así que no se atreva a colgarme. Ahora necesito que me diga para qué empresa trabaja, su nombre y su DNI.

La chica me lo dice con voz temblorosa, pero sin rechistar. Yo hago como que me lo apunto mientras voy diciendo cosas como "ajá" o "bien". Después de tenerla un ratito sufriendo, le digo el típico "Por esta vez pasa, pero que no vuelva a suceder" y cuelgo. Y todo esto con el manos libres y Javi partiéndose de risa.

- ¡Joder macho!
- ¿Qué? No me mires así. Mi relación con Yoigo es cero, no sé de dónde narices han sacado mi número privado de móvil. Y si no les dices algo para que no te llamen te están dando la paliza cada 2x3.
- Ya macho, pero tú es que eres malvado.
- ¿Malvado?
- Sí, se pueden hacer las cosas de muchas maneras, ¡pero tú lo que has hecho es que la pobre chica se mee en los pantalones!
- Bueno, pero verás como no vuelve a llamar.
- ¡Ya te digo! ¡Yo creo que mañana ni va a trabajar! ¡Jajajaja!
- Je.

Volvemos al trabajo. Yo me quedo un poco pensativo. Quizás he pagado el enfado con los de Vomistar/Robafone con la pobre teleoperadora que no tenía culpa de nada. Igual Javi tiene razón y soy una mala persona. Malvado. Miro a Pokémon, que está (como no podía ser de otra manera) jugando al solitario. Yo no sé cómo no se aburre el tío...

- Oye Pikachu.
- ¿Qué pasa?
- ¿Crees que soy malvado?
- ¿Ein? ¿Por qué?
- No sé, ¿trato mal a la gente? ¿soy mala persona?
- Naaaah, si tu eres un cacho pan. ¿Qué pasa, que algún luser te lo ha dicho?
- Bueno, algo así.
- Mira, te voy a poner un ejemplo. Si a un pinche de cocina se le cae un plato al suelo, ¿qué le dice su jefe de cocina?
- Pues que es un manazas.
- Manazas, inútil, y mucho más. Y que de gracias si no le da una colleja.
- Ahmmm...
- Pues esto es igual. Los lusers tienen lo que se merecen. Si no paran de liarla, deberían dar gracias de que les haces el favor de arreglarles lo que rompen y quejarse menos.
- Osea, ¿que no soy malvado?
- No, solo les das su merecido.
- Interesante. Gracias Charmander.
- De nada.

Si es que la sabiduría que se adquiere a lo largo de los años es un grado. Si Pokémon dice que no soy malvado igual es que no me estoy empleando a fondo. Si una cosa he aprendido del último post de Tito Pelón es que cuando un BOFH prepara una venganza con premeditación y alevosía en vez de hacerlo sobre la marcha como pasa casi siempre, pueden temblar el cielo y la tierra.

Que se preparen los de la tienda de Vomistar... muahahahahahaha!!!

.

.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Casualidades de la vida

La vida está llena de casualidades. Por ejemplo es una casualidad encontrarte una moneda de un euro por la calle. También lo es encontrarte a tu primo el del pueblo en el supermercado, o poner la tele para ver el fútbol y que justamente metan gol. Sin embargo en el mundillo BOFH no existen las casualidades; solo son maléficas acciones de los bastard sysadmin from hell que hacen que "parezcan" casualidades.

Lo que no es una casualidad es que me diera por monitorizar y auditar todo el tráfico del ordenador del nuevo gerente, Armani, después de haber tenido bronca con él... por mi propia seguridad.

Esta mañana llegué de mala leche al trabajo. Este tiempo de lluvia-sol-lluvia-sol me hace polvo las articulaciones y apenas he dormido en toda la noche (sí, soy como los viejos). Me duele la cabeza y todo el cuerpo. Cuando alguien levanta la voz siento como si la cabeza me fuera a estallar. Como si tuviera una resaca del copón sin haber bebido nada (para la próxima ya sé que puedo hincharme a cubatas, así por lo menos la resaca será con motivo ¬¬).

Nada más llegar a mi sitio, el teléfono me "alegra" la mañana...

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- No estoy.
- ManOwaR no funciona la...
Clac.

Esta es la típica llamada que a los 5 minutos esa cosa que "no funciona", resucita como por arte de magia. Paso, aunque sé que va a llamar de nuevo.

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- ¡ManOwaR! Se ha cortado... te decía que...
Clac.

Me cago en todo, encima gritando. Dejo el teléfono descolgado, hoy no quiero llamadas de lusers que no se encuentran el culo con las dos manos...mientras tanto, sigo a lo mío... el tipo está petando correos desde primera hora de la mañana... qué tío tan eficiente y corporativo. Como es un correo externo, no puedo hacer nada, hasta que por fin envía uno al dominio de V... dirigido a Pokémon, el Yayo y Epi. Y qué casualidad que yo estaba ahí para interceptarlo.

En dicho correo anuncia mi baja en el cliente y la incorporación de Brain > Null en mi lugar a partir de la semana que viene. No me esperaba menos. Retengo el correo y lo edito, maquillando un poquito el asunto y contenido antes de dejarlo llegar a sus destinatarios. Ahora dice algo referente a la calva del Yayo y la estatura de Pokémon, pero en plan ultra corporativo.

Ya a media mañana, con mi café y mi bollo ingeridos, comienzo a sentirme mejor, así que al llegar a mi sitio vuelvo a dejar el teléfono accesible.

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu ! - No falla

- Sistemas...
- ¡ManOwaR!
- ¡Que!
- Coño pero no grites.- encima, manda narices.
- Te he respondido en el mismo tono que tú, ¿Qué te pasa?
- Que llevo horas llamándote y siempre me da comunicando.
- Ya, es que he estado en una reunión telefónica muy importante. ¿Me dices ya qué se ha roto?
- Vale. Una de las impresoras de etiquetas de la fábrica, que no funciona.
- Ahm.. ¿cual?
- ¿Cómo que cual? ¡Y yo qué sé! ¿Tú sabes cuántas hay?
- 21 que funcionan y una que no.
- Pues la que no.
- Está clarísimo. Hasta luego.
Clac.

¿Os preguntábais el motivo por el cual le colgué dos veces antes? Este era el motivo. Yo sigo a lo mío, mientras contesto un par de correos importantes sigo mirando el monitor de red por el rabillo del ojo. Veo que Armani se ha conectado al SAP de V. Me conecto y kickeo su usuario. Vuelve a conectarse. Vuelvo a kickearle. Vuelve a conectarse. Le cambio la contraseña y vuelvo a kickearle. Dos minutos más tarde suena el teléfono...

¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- ¡ManOwaR! ¡¿Se puede saber qué coño le pasa a SAP?!
- Pues no, no sé qué coño le pasa.
- Pues no me deja entrar.
- ¿No? Mira tú que cosas....
- Bueno, ¿me lo arreglas o que?
- Cuando me hables bien.
- ¿Pero qué...? Vamos ya me lo estás arreglando que me estás haciendo perder el tiempo y para esto te pagan.
- Hmmmyap.
- ¿Ya está?
- No. Sigues sin hablarme bien.
- Mira chaval, deja de tocarme los cojones, que ya estás más fuera que dentro ¿eh? Vamos, arréglalo ipso-facto.

Qué casualidad. Suena mi móvil, y es Epi.

- Un segundo, tengo otra llamada.
- ¡Eh! ¡No me dejes aquí colgado!

Cojo el móvil.

- ¿Diga?
- ManOwaR, soy Epi. Te estoy llamando al fijo pero me sale comunicando.
- Sí, es que tengo a Armani dando por culo.
- Pues de él quería yo hablarte.
- Usted dirá.
- Quiero que le bloquees temporalmente todos sus accesos.
- Ahm, ¿puedo preguntar el porqué?
- Porque seguramente deje de trabajar con nosotros.
- Chachi, ahora mismo jefe.
- Gracias.
Clac.

Le bloqueo todos los accesos a Armani. Mientras, oigo gritos al otro lado del teléfono. Ups, si todavía sigue ahi. Cojo el auricular, y le escucho mascullando cagándose en todo lo cagable.

- ¿Oiga? ¿Oiga?
- ¿Dónde coño te habías metido?
- Nada, bloqueándole todos los accesos a un luser que van a echar a la calle.
- Bueno, ¿me desbloqueas mi SAP o que?
- No. Sigues sin hablarme como es debido.
- Mira, que dejes de vacilarme. Ahora me dice que mi cuenta ha sido bloqueada por el Administrador, así que solo has podido ser tú. Ya me la estás desbloqueando o te vas a ir a la puta calle.
- Pues mira, eso voy a hacer, que tengo mono de fumar. Ale, hasta luego.
Clac.

Me encanta que los planes salgan bien. Y cuando son de casualidad, mejor. Ni dos días me ha durado xD

.