miércoles, 28 de agosto de 2013

¡Me mudo!

Tal y como reza el título... me mudo, pero de servidor del blog.

A partir de ahora podréis encontrarme en manowarfreak.com

OJOCUIDAO: Este blog seguirá estando aquí, pero ya no se volverá a actualizar. Todo lo nuevo en manowarfreak.com

miércoles, 21 de agosto de 2013

El nuevo trabajo: Malvicia (Episodio 2)

En la anterior entrada del blog la mencioné pero no os hablé de ella, y creo que ya va siendo hora de presentaros a Malvicia.

Esta chica es de mi quinta, pero al contrario que yo, el 95% de su vida profesional lo ha pasado en esta empresa, por lo que se conoce todo y a todos al dedillo. Hasta ahora, no me había encontrado nunca a un BOFH (o una BOFH para ser más específicos) de este tipo, que para mi es nuevo... ya en otras ocasiones os he comentado que para mí hay dos maneras mediante las cuales un informático se convierte en BOFH: la primera es porque vive rodeado de un rebaño de lusers sin dos dedos de frente que no son capaces de caminar y masticar chicle al mismo tiempo. La segunda manera es porque ese informático ha sido tan puteado que ha terminado convirtiéndose en un cabrón venido del infierno que clama venganza.

Yo siempre me he considerado a mi mismo como una mezcla de estos dos tipos, una especie de híbrido (aunque más tirando al segundo tipo), pero al conocer a Malvicia me he encontrado con un tercer tipo de BOFH: el BOFH creado a partir del aburrimiento.

Esta mujer lleva tanto tiempo aquí haciendo siempre lo mismo que la doma y monta de lusers ya no tiene gracia: se lleva bien con todo el mundo, y su trabajo es tan sistemático que sería capaz de hacerlo con los ojos cerrados. Por ello, se aburre. Y como se aburre, se dedica a putear a los lusers sin ninguna piedad ni misericordia, solo para su entretenimiento personal. Es malvada la jodida. Y eso mola, mola mucho...

Normalmente, yo entro a las 8 por la mañana, y Malvicia entra a las 9, pero un buen lunes cuando llegué a las 8 ella ya estaba en la oficina, aunque ni siquiera había entrado en el departamento de informática; se encontraba sentada en la silla de una luser, trasteando con su ordenador.

- Buenos días,- la saludo.- ¿qué haces aquí tan pronto?
- Que hoy vuelve $PrincessOfTheTown de vacaciones y le estoy haciendo una cosa en el ordenador.
- Vale, no quiero saber el qué, que luego me desilusiono muy fácilmente.

Cuando dieron las 9, pude ver por la ventana del despacho que $PrincessOfTheTown llegaba, efectivamente tras unas semanas de vacaciones, y se dedicó a pasarse por todos los departamentos saludando a todo el mundo, incluyéndonos a nosotros. Cuando la chica se acercaba a su ordenador para comenzar a trabajar, pude ver a Malvicia escondiendo la cabeza entre los hombros mientras dedicaba una sonrisa maléfica al personal y miraba de soslayo por la ventana.

- ¡¡¡¡HIIIIJA DE PUUUUUTAAAAAAA!!!!

Malvicia estalló en carcajadas al ver a $PrincessOfTheTown jurando en hebreo porque le habían cambiado el fondo de pantalla con una foto de su hija por una imagen bmp de fondo fucsia con letras amarillas que rezaba "Y ahora, ¿cuántos madrugones te quedan?".

No pude evitar darme cuenta de lo ineficiente de esta broma, así que decidí prestarle mi experiencia a Malvicia para fomentar un poquito más su vena BOFH.

- Oye, Malvicia, ¿eso es lo que estabas haciendo esta mañana, verdad?
- Sip. ¡A que mola! JAJAJAJAJA.- es de las típicas personas que se ríe en mayúsculas.
- Sí, mola. Pero, ¿sabes que puedes hacerlo mediante políticas de dominio?
- ¡No jodas! ¿¡Cómo!?.- gritó mientras saltaba de su silla para venir a mi sitio.

Los siguientes 20 minutos estuve instruyendo a Malvicia sobre el noble arte de putear a los lusers mediante GPOs, y la chica parecía absorber conocimientos como una esponja hasta tal punto de que cuando me dio por mirar qué había modificado un par de horas más tarde me encontré sendas políticas completamente preparadas para hacer el mal distribuídas en todas las unidades organizativas del directorio activo.

Creo que he abierto la caja de Pandora. Miedo...

Al día siguiente volví a llegar a la oficina 15 minutos antes de la hora, y de nuevo me encontré con que Malvicia ya había llegado. Desde luego esta chica es una BOFH aplicada, capaz de llegar más de una hora antes a la oficina para tener preparadas sus putadas diarias. En esta ocasión estaba pasándose puesto por puesto mientras sonreía con... "malicia".

Cuando volvió al departamento, no pude evitar preguntarle.

- ¿Qué le has estado haciendo a los ordenadores de los luser esta vez?
- Algo que no se puede hacer mediante políticas de dominio, JAJAJAJAJA.
- ¿En serio? ¿El qué?
- Ya lo verás cuando llegue el rebaño.

A las 9 (y pico) comienza a llegar el rebaño de lusers. Después del café matutino se disponen a encender sus equipos, y poco a poco me doy cuenta de que se está formando una fila india en la puerta del departamento de informática.

- Pero, ¿qué les has hecho mendruga?
- JAJAJAJAJAJAJAJA.- Malvicia está demasiado ocupada partiéndose de risa ella sola mientras se desparrama en la silla.

- Buenos días, oye, no me funciona la pantalla.- dice el primer luser que logra pasar por el cuello de botella que se ha formado en la puerta del departamento.
- Voy a ver.- respondo mientras miro a Malvicia con cara de pocos amigos. Ella al verme se descojona todavía más.

Al llegar al cubículo del luser me doy cuenta de que, efectivamente, el monitor no funciona (COÑO! Un diagnóstico acertado de un luser... en esta empresa las cosas funcionan de una manera muy diferente a lo que estoy acostumbrado. Lo normal habría sido decirme que SU ORDENADOR no funciona...), y no funciona porque no tiene corriente. Me cuesta poco darme cuenta de que la "misión diaria" de Malvicia no ha sido otra cosa que entretenerse en desconectarle el cable de alimentación a TODOS LOS PUTOS MONITORES de los lusers. Ni el director general se ha librado. Vaya tela...

A decir verdad es gracioso, pero es un porculio... cuando un BOFH la lía lo ha de hacer con cabeza, de manera que luego no le toque trabajar más para arreglar sus propias putadas... o a sus compañeros como ha sido este caso.

Después de volver a conectar todos los monitores, vuelvo al despacho de IT. Allí está Ñico solo, y cuando le pregunto por Malvicia me dice que ha bajado a fumar. Decido que es un buen momento "café & cigarro", así que me saco uno de la máquina y me dirijo hacia el ascensor para bajar a la calle. Y allí, otra de esas situaciones que uno solo se puede encontrar cuando trata con seres como Malvicia...

- ¡¡HEY!!.... ¡¡HEYAAAA!!

La puerta del ascensor está intentando cerrarse con una luser dentro del mismo, pero Malvicia está impidiéndolo poniendo una mano delante del sensor cada vez que el pobre aparatico lo intenta. La luser que hay dentro, está en cuclillas en una esquina, con las manos en la cabeza, gritando que pare...

- Pero, ¿qué le haces a la pobre?
- Que tiene miedo a los ascensores, JAJAJAJA.- me responde mientras se larga dando saltitos.

A continuación me toca hacer de buena persona ayudando a la luser y haciendo de psicólogo (psiquiatra más bien) mientras me jode los 5 minutos del café y cigarro con sus historias paranoicas sobre ascensores que caen al vacío.

Al subir de nuevo al departamento, veo como Malvicia está afanada trabajando en una GPO, y decido hacer que le salga el tiro por la culata para darle una lección. Cuando veo que termina y se da por satisfecha con su trabajo, me pongo en acción, y solo me cuesta 5 minutos editar todas las GPO que ha creado (que por cierto son unas cuantas, y organizadas de cojones, incluso tiene una llamada "POR SI ACASO") para que únicamente se apliquen a su propia máquina.

Ahora solo hay que esperar a que cierre la sesión de Windows... cosa que ocurre al día siguiente por la mañana. Ese día, Malvicia no madrugó, así que yo llegué a la oficina una hora antes que ella, tiempo de sobra para terminar tareas pendientes y estar atento a su reacción al encender el equipo. Cuando lo hace, Malvicia pegó un brinco y se sentó de golpe en su silla sin aliento, dado que en lugar de sonar el típico sonido de cuando arranca Windows, salió un flash con esto...


Aprenderá a las malas, pero aprenderá... MUAHAHAHAHAHA!!!


viernes, 16 de agosto de 2013

El nuevo trabajo: la presentación (Episodio 1)

Un buen día a finales de Junio sonó la flauta: en la empresa de un buen amigo tenían la necesidad de incorporar a una persona durante un par de meses para cubrir una baja y se acordó de mi. Después de unos pocos días de llamadas tratando de convencerme (el trabajo me pilla en la otra punta de la provincia), decido aceptar a entrevistarme con ellos.

La entrevista fue con mi amigo, al cual ya muchos conoceréis de twitter (@TarodBOFH), una "futura/posible" compañera, y el director financiero. Aunque a la compañera, Malvicia, no le gusté demasiado porque estaba un poco reticente (es verdad), el director financiero parecía muy abierto y aceptó lo que le pedí sin pensárselo, así que solo un par de días más tarde me incorporé al trabajo.


El departamento lo componen tres personas, conmigo cuatro (sin contar a la que está de baja, que es el $Boss). Está @TarodBOFH que es el $Boss en funciones y responsable de redes, Malvicia, la chica que conocí, que es la responsable de atención a centros, y un chico de una empresa externa, Ñico, que se encarga de la atención telefónica.

Mi primer día fue lo típico... me dieron un ordenador, el cual tuve que formatear e instalarle todo yo mismo, una silla de la segunda guerra mundial, un teclado, un ratón y un monitor (robado al $Boss que está de baja). Durante ese día me estuvieron poniendo al día... presentación de lusers, instalarme todo lo que necesitaría en el ordenador, explicaciones de cómo funcionan, etc. Su idea es que el mismo lunes (me incorporé un viernes) empezara a currar a saco (por ello me cogieron a mi y no a un novato pagándole menos), y de hecho @TarodBOFH me enseñó un completo planning para mis dos primeras semanas de trabajo que incluía una reestructuración del directorio activo y de las políticas de dominio a nivel apocalíptico.

Aunque legalmente mi contrato decía que yo estaba ahí para cubrir la baja del director de IT, en realidad su intención era que yo fuera un "comodín", que hiciera tareas de todo un poco, desde administración a soporte a usuarios. Vamos, lo que viene a ser puta, es decir, lo que llevo haciendo toda la vida.

La coña de todo esto es que, como toda empresa que se precie, cuenta con una super aplicación propia que solo tienen en esa empresa y que funciona como el culo. El 80% de las incidencias que tienen que resolver Ñico y Malvicia son de esa aplicación, y lo peor de todo es que el chico de soporte se iba de vacaciones la semana siguiente, por lo que solo tenía cinco días para aprender todo lo que pudiera sobre esa aplicación porque Ñico se piraba y me iba a tocar a mi comerme ese marrón. Así pues, iba a tener bastante poco tiempo para todo lo demás.

Pasado el fin de semana, el lunes vuelvo a la carga (con mi propio ratón y teclado bajo el brazo, sin ellos no rindo como debo) y me entero ese mismo día que a media mañana hay una super reunión de toda la oficina para que los $HyperBosses y $Bosses presenten resultados financieros, previsiones y demás cosas que solo les interesan a unos pocos. Tras dos horas y media de reunión interminable, me despierta @TarodBOFH para informarme que le toca a él salir a escena. Junto con Malvicia, presentan una especie de "presento lo que hago" para que todo el mundo sepa la clase de trabajo que hacemos los informáticos, pero en plan bonito.

El cachondeo padre vino cuando tuvo que presentar a los integrantes del departamento...

- Y nuestra nueva incorporación es ManOwaR FreaK, que será el comodín.- dice @TarodBOFH señalando un retrato negro donde se supone que debería ir mi foto. Debajo del retrato anónimo dice ManOwaR FreaK, y justo debajo, la palabra "comodín".

Me levanto, saludo al público asistente con cara de sueño, y les hablo brevemente sobre mí. Cuando me siento de nuevo, la chica que hay a mi derecha, que resulta ser la directora de márketing, levanta la mano.

- Pero entonces... Se llama ManOwaR ¿y se apellida Freak Comodín?- toda la sala se descojona sonoramente, dejando a la pobre luser con la incógnita no resuelta.

Una hora después por fin termina la dichosa reunión. Nos sacamos un cafelito (que por suerte tienen máquinas de café gratis. Aunque sea malo, es gratis) y bajamos a fumar. Al subir, el pobre Ñico está con el teléfono que no da a basto, y Malvicia se ha ido a atender a nosequé luser que tenía un problema con la interfaz silla-teclado. Los demás teléfonos están sonando, así que cojo uno y descuelgo como Pedro por su casa...

- Sistemas...
- ¡¿Qué pasa zorronesssss?! - me sorprende un poco tanta confianza, pero uno ya ha visto de todo.
- ¡Hola! ¿Cómo has sabido que era yo?
- Ostia, a tí no te conozco, ¿eres el nuevo?
- Bueno, estoy ya bastante usado, pero se podría decir que sí. ¿Quién eres?
- Soy Bocachancla. Oye, que tengo un problema en el portátil, ¿te lo puedo llevar para que me lo mires?
- Sí claro, tráetelo y lo miramos.
- Ok, voy.- clac.

Coño, aquí tienen a los lusers medianamente educados. Lo normal habría sido venir al departamento y tirarme el portátil a la cara espetando sapos y culebras por la boca porque no le funciona el messenger o algo similar. A los tres minutos efectivamente aparece Bocachancla por la puerta con un portátil de 13 pulgadas bajo el brazo.

- Bueno, cuéntame, ¿qué te pasa?
- Que necesito instalar el software de la máquna esta, lo instalo pero no funciona.
- Ahm, claro, será porque no tienes permisos de administrador.- respondo mirando a @TarodBOFH.
- No, eso es un problema conocido.- me responde.- desinstálale el driver del Bluetooth, que hace conflicto.
- Fale.

Abro los programas instalados y cuando me dispongo a desinstalar el susodicho driver, veo como a @TarodBOFH se le está empezando a poner roja la cara y sus pupilas se llenan de intenciones homicidas...

- Espera, espera. ¿Qué es eso?- dice señalando a la pantalla.
- El CCleaner.- respondo leyendo hacia donde señala su dedo.
- Pero a ver, Bocachancla, ¿no tuvimos hace un mes una bronca de las gordas por esto? ¿Por qué lo has vuelto a instalar?
- ¡Eso me lo instalaste tú! Yo no he tocado nada.

CLAAAARO. No conozco ni al luser ni la supuesta bronca que tuvo con @TarodBOFH hace un mes, pero si un luser salta a la defensiva diciendo "Eso me lo instalaste tú" junto con la frase "Yo no he tocado nada" es mentira el 100% de las veces.

@TarodBOFH se queda pensando durante unos segundos (creo que está dudando si estamparle el teclado en la cabeza o directamente darle con la mano abierta).

- Pero vamos a ver.. el CCleaner se instaló el...-mira la fecha de instalación.- 20 de Junio. Espera un momento.- se va a su ordenador.- el 20 de Junio yo estaba en París, por lo que difícilmente pude instalártelo yo.
- Pero...- replica Bocachancla.
- Pero nada, lo instalaste tú, y si no recuerdo mal te dije que si volvía a ver el CCleaner instalado en tu ordenador no te íbamos a atender. De hecho lo tengo por escrito.
- Pero...

Cabizbajo, Bocachancla recoge su portátil y se va con viento fresco. Qué bien (mal)educados tiene a los lusers, HOYGA.

Mi segundo día pasó más rápido que lento, muchas cosas que hacer y muy poco tiempo para ello. Pero como no podía ser de otra manera, el día no terminó ahí. Cuando mi hora de salir se acercaba, una nueva luser profanó el departamento de BOFHers dando unos toquecitos en la puerta.

- Hola, ¿ManOwaR?.- es la directora de márketing.
- Hola, dime.
- Oye, que al final me ha quedado la duda. ¿De verdad te apellidas Comodín de segundo apellido?
- .... oh God, why...

[CONTINUARÁ]

jueves, 21 de marzo de 2013

Cosas del trabajo...

El otro día me ocurrió algo curioso.

Pasé por el detector de metales de la entrada como todos los días, dejando la mariconera en los rayos X para que el vigilante pudiera ver que no llevaba ninguna bomba encima ese día y subí al último piso, donde estaba ubicado el departamento de IT con mi despacho en él.

Sí, mi despacho. Desde que me contrataron aquí como "amo y señor" del departamento de IT, mi vida había mejorado considerablemente. Además de una paga sustancialmente más generosa que la que cobraba antes, ahora tenía a 3 miniBOFHs a mi servicio, siempre deseosos de recibir órdenes y que hacían el trabajo sucio por mi. Bueno, había mejorado excepto por el hecho de las odiosas reuniones semanales con la cúpula directiva, y era lo que hoy tocaba. Estos subhumanos encorbatados siempre tenían grandiosas ideas para "mejorar" el desempeño de un departamento que no era el suyo. Como yo era el "nuevo", pensaban que podrían manejarme a su antojo.

En dicha reunión, después de contar la misma misa aburrida de siempre, tocó el turno de ruegos y preguntas.

- Bueno, pues yo quería hacer una sugerencia para el departamento de informática.- comenzó con su "ruego" Manila, la director de nosequé leches de relaciones internacionales.

Era una mujer taiwanesa de unos 700 años. Una auténtica reliquia de la época de la dinastía Yuan. Pequeña como un gnomo del WOW, y con la mala ostia de un orco, tenía la habilidad de tocar los huevos al BOFH a nivel 10.

- Ya que el departamento de informática está en la cuarta planta.- continuó sin esperar la aprobación de los demás.- es una pesadez tener que estar subiendo cada vez que nos pasa algo, perdemos mucho tiempo.
- Siempre puedes llamar por teléfono o abrir directamente una incidencia con la herramienta de la Intranet.- la interrumpo.
- ¡Es que el teléfono está siempre ocupado!
- Cosa lógica y normal, ya que somos 4 personas en el departamento y en este edificio tenemos a más de 800 usuarios para atender.- replico, con la esperanza de que esto sea un comienzo para que se den cuenta de que hace falta personal.- pero la Intranet está siempre disponible.
- ¡Es un coñazo tener que rellenar toda esa información que pedís para las incidencias! ¡Se pierde muchísimo tiempo!¡Prefiero subir y decíroslo en persona!

Claro, porque teniendo que subir de la primera a la cuarta planta, sin ascensor, tardas menos que rellenar los cuatro puntos de la incidencia. Encima como es paticorta y se enrolla como las persianas cada vez que se cruza con alguien, seguro que le lleva más de una hora subir y bajar.

- ¿Y dónde está el problema entonces? El departamento de informática ha puesto a tu disposición tres posibles maneras de comunicarnos tu problema, y tú has elegido subir en persona porque no quieres utilizar la Intranet.

Manila mira a su alrededor. Creo que veo un atisbo de rubor en sus arrugadas mejillas.

- Vale, usaré la Intranet.

¿¿¡¡¡WHAT!!!?? No me puedo creer que haya cedido tan fácilmente.

Termina la reunión de los lunes con la cúpula de los trajeados sin más ruegos ni preguntas, así que me vuelvo a mi zulo. Como es habitual, cierro la puerta y las persianas para quitarme el traje en la intimidad y poder volver a ponerme mi atuendo BOFH habitual. Una vez cambiado, enciendo mi ordenador y abro las persianas. Mientras arranca el PC, salgo al departamento.

- Buenos días esbirros. ¿Cómo se presenta la semana?
- Va bien jefe, el viernes dejamos solucionado casi todo.- me responde $Jackass.
- Eso es bueno. ¿Cuántas incidencias tenemos pendientes?
- Unas 5 más o menos.
- Joder, si que le habéis dado caña al asunto. Buen trabajo chicos.
- Ah, ManOwaR, una pregunta.- $TheFox me para mientras volvía hacia mi despacho.
- Dime.
- El viernes me gustaría salir un par de horas antes, quiero hacer un viaje de fin de semana.
- Vale, si no tenemos ninguna emergencia no hay problema. Mándame la solicitud por correo y te la apruebo.
- Ok, gracias.

El ambiente de trabajo en el departamento de IT es cojonudo. Tengo a tres chicos a mis órdenes, dos de ellos ($Jackass y $Morrowind) son un par de años menores que yo, mientras que $TheFox me debe sacar 4 ó 5 años a mi. Mientras el trabajo salga adelante, les permito hacer prácticamente lo que les sale de los huevos. Vienen a trabajar con zapatillas, vaqueros y camisetas frikis (como yo), ya que como estamos en la última planta, aquí no nos ve ni Piter, usan sus nicks en lugar de sus nombres (excepto en los correos electrónicos, claro), y los servidores tienen nombres como "Mordor" o "Skyrim". Son tres personas muy competentes ($Jackass y $TheFox son expertos en sistemas, mientras que $Morrowind es experto en redes) y con las que es fácil trabajar. No suelen darme por culo a mi a no ser que el problema sea realmente grave, aunque si veo que tengo tiempo libre y les veo atareados suelo echarles una mano con las incidencias.

Aunque tenemos siempre muchísimo trabajo, ya que como he comentado antes somos 4 personas para 800 usuarios, y además siempre hay proyectos nuevos que sacar adelante, el buen ambiente de trabajo entre nosotros nos permite que al menos el día a día sea agradable, y que venir a trabajar no sea un suplicio. Soy un buen jefe, creo, y mis esbirros saben apreciar eso.

A media mañana, después de rellenar una documentación que me habían pedido para un nuevo proyecto (queremos centralizar los datos de todos los lusers en un par de servidores redundantes y poner Thin Clients a todo cristo), decido bajar a la segunda planta, donde está la cafetería, para desayunar.

Al salir por la puerta del departamento, se me cae el alma a los pies. Esto es lo "curioso" que mencioné en la primera frase de esta entrada. Tres personas de mantenimiento están colgadas con arneses detrás de la barandilla, y están haciendo algún tipo de instalación con tubos.

- Buenos días.- les saludo.- ¿qué estáis haciendo ahí colgados?
- Buenos días señor ManOwaR. Estamos instalando el sistema de mensajería que nos han encargado esta mañana a primera hora.
- ¿Cómo que un sistema de mensajería?
- Sí, los tubos estos con aire comprimido.

Lo veo venir. Un sistema de mensajes con tubos de aire comprimido como en Futurama. No me jodas.

- ¿Y quién os ha encargado esto?
- A nosotros el jefe de mantenimiento. A él, ni idea.
- Vale, gracias.

A tomar por culo el café. Bajo al sótano directamente a buscar al jefe de mantenimiento. Entro en el taller.

- Buenos días, ¿está Compucio por aquí?
- Creo que anda en la segunda, en la cafetería.
- Cojonudo, gracias.

Para la segunda que voy. Efectivamente, el tito Compucio está tomándose un cafelito tan ricamente.

- Buenos días, Compucio. ¿Cómo va todo?
- Buenos días ManOwaR. Pues mira, hoy atareados. Hemos empezado el proyecto de tubbing que nos encargaron la semana pasada.

WHAT???

- ¿Cómo que proyecto de tubbing? ¿La semana pasada? ¿Quién os lo ha encargado?
- La orden vino de Manila, la chinita.
- What the... ¿me puedes enseñar la solicitud?
- La tengo en mi ordenador. Venga, vamos para allá.

Bajamos al departamento de mantenimiento de nuevo. En el ordenador, Compucio me muestra la solicitud. En efecto, está solicitada, firmada y financiada por el departamento de los nosequé de relaciones internacionales y aprobado por el departamento de compras. Manila. Muerte. Destrucción. Fuego. Mucho fuego.

La tipa esta me la ha jugado a base de bien. Tenía pensado hacer la mierda esta del tubbing desde hacia tiempo, y no solo eso, sino que sin consultarme ni nada ya han aprobado el proyecto. Cojonudo, hora de liarla. Le doy las gracias a Compucio y me voy a la primera planta en busca de Manila.

Al llegar me doy cuenta de que el departamento está vacío ya que se han ido todos a comer. Mierda. Por la tarde intento nuevamente contactar con ella por varios métodos, pero ha debido "salir". O eso me dice su secretaria. Porque si, ella tiene secretaria.

Al día siguiente al llegar al la oficina, veo que los de mantenimiento se han afanado en terminar la puñetera columna de tubos y ya están montando el motor de aire comprimido correspondiente a cada planta. Todas las plantas tienen un origen, y el final está solo en mi departamento. Hijos de fruta.

Subo al departamento de IT, y después de dar los buenos días a la panda, lo primero que hacen es preguntarme por los tubitos.

- Por lo que he podido saber, es un sistema de "tubbing" para que nos puedan mandar mensajitos estilo futurista.
- No jodas, ¿y eso para qué?.- responde $TheFox.
- Pues yo pensé que era para poder mear sin tener que movernos del departamento.- dice $Jackass.
- Porque a una que yo me sé se le ha puesto en los huevos que no quiere usar ni teléfono, ni Intranet, ni subir aquí para poner incidencias.- contesto mientras me aguanto la risa por el comentario de $Jackass.
- ¡No me jodas!.- respuesta unánime de los tres.

Con el poco tiempo libre que tengo desde que me dieron este puesto de responsabilidad, me cuesta encontrar un momento para ir a buscar de nuevo a Manila, pero por mis huevos que de hoy no pasa. Después de contestar unos cuantos correos y solucionar un problema urgentísimo del director general (a su impresora se le había terminado el tóner), encuentro un rato y vuelvo a bajar a la primera en busca de Manila. Al llegar, la veo hablando por teléfono en su despacho. Me persono en la puerta y llamo con los nudillos, pero su secretaria me interrumpe.

- Perdone señor ManOwaR, pero Manila ha dicho que no quiere que la molesten esta mañana.- la secretaria de Manila es una chiquita sudamericana de unos 10 años (de mentalidad) que lleva siendo su primer día desde que la contrataron hace dos años.
- No, si no la molesto. He quedado con ella para hablar de cierto problema de peso en mi bolsa escrotal, no te preocupes.
- Ah, siendo así de acuerdo, disculpe señor ManOwaR.

Vuelvo a llamar con los nudillos, y esta vez entro sin esperar contestación.

- ¡Hola Manila!.- la señora Manila me mira con una cara digna de su abuelo Gengis. Cuelga el teléfono.
- ¿Qué quieres ManOwaR? Estoy muy ocupada.
- Nada mujer, si es un momento. ¿Me puedes explicar qué están instalando los de mantenimiento?
- Ah, yo no sé.
- Claro que sabes. El proyecto es tuyo, me lo ha enseñado Compucio.
- No, no puede ser. Se tratará de un error. Ahora por favor, si me dejas, tengo que seguir trabajando.
- Hmmmyap. Ok.

Luego vienen los llantos... Subo de nuevo a IT.

En mi ordenador, comienzo a recordar mis tiempos de scripting y preparo un pequeño script de 700 líneas de nada. Por suerte, en esta empresa está todo informatizado, desde las puertas hasta la domótica.

- Oye, $Morrowind, ¿cómo vas de curro?
- Más o menos, ¿por?
- ¿Tienes un ratete?
- Sí claro. Dime, ManOwaR.
- Te voy a enviar un pequeño script que quiero que programes para que se ejecute en el equipo ESPMADRRII01 como 5 minutos antes de la hora de salida.
- Ese es el PC de la directora de relaciones internacionales, ¿no?
- No. Ese PC no existe, y el script que te envío tampoco.
- Jaja, de puta madre. Vale, pásamelo, que se lo cuelo en un momento.
- Gracias, majo.

A las 17:50, decido que es buena hora para ir recogiendo y dirigirme hacia la salida. Me despido de mis esbirros y bajo las escaleras. Los de mantenimiento parece que ya han terminado su trabajo con los tubos de las narices. Es curioso que ese día, en lugar de bajar directamente a la planta baja para salir, decido quedarme un momento en la primera planta para hacer tiempo hasta la hora de salir. Allí, me quedo teniendo una animada charla con uno de los chicos de diseño y con sus gafas.

De pronto, a las 17:55 exactas, todo el mundo comienza a recoger y a levantarse de sus sitios, pero de pronto se escucha un alarido en la lejanía.

- ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡但鸡蛋!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! (maldición en chino, creo).

Todas las miradas se vuelven hacia el despacho de Manila justo en ese momento, algunas con curiosidad pero la mayoría con temor, puesto que la ira de esta pequeña taiwanesa es legendaria en la empresa. Me asomo al departamento y..

BIIIIIIIIIIIIIII BIIIIIIIIIIIIIII BIIIIIIIIIIIIIII BIIIIIIIIIIIIIII BIIIIIIIIIIIIIII BIIIIIIIIIIIIIII

- Caguen la puta. Con el sueño más bonito que estaba teniendo... demasiado bonito para ser verdad... en fin. Hora de levantarse y seguir buscando trabajo...

--------------------------------------------
Nota OffBlog:

Chicos, siento mucho estos meses de ausencia. Sé que hace muchísimo que no escribo, pero ya sabéis la situación en la que me encuentro. En cuanto pueda, recuperaré la regularidad con las historias, palabra de BOFH.